Blog 
100 maneras de conectarse a la Fuente
RSS - Blog de Arnau Benlloch

El autor

Blog 100 maneras de conectarse a la Fuente - Arnau Benlloch

Arnau Benlloch

Soy Periodista especializado en la Inspiración para el Cambio. Mi vocación es la de propiciar la evolución tanto en personas como en equipos de trabajo a través de la palabra.

Sobre este blog de Cultura

En este blog quiero compartir mis inquietudes en temas relacionados con la Inspiración para el Cambio. Mi objetivo es divulgar claves que te ayuden a conectar con esa Fuente universal de la que todos bebemos para impulsarte así a hacer de tu vida una obra de arte.


Archivo

  • 29
    Marzo
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Manera 24: Toma decisiones

     Tomar decisiones da miedo, por si te equivocas. Tomar decisiones es molesto, por el esfuerzo que supone movilizar todos los cambios propios necesarios para llevar a acabo esa decisión.

    A la Fuente le da absolutamente igual si eliges A o B, si eliges cambiar de trabajo o seguir en él, si decides separarte o amar más a tu pareja, si decides ser empleado o autónomo, si decides cuidar de ti o vivir en tu propia contra.

    La Fuente, elijas lo que elijas, siempre va a estar de tu parte, aunque de vez en cuando se encargará de recordarte que ella pone el mar a tus pies pero quien maneja el timón eres tú.

     La realidad la vas construyendo a base de elecciones, la toma de decisiones es tu motor del cambio, es la puerta para penetrar en un mundo infinito de posibilidades.

     Manera 24: Toma decisiones

    Image by Joma Sipe

    Al tomar una decisión das vida a una serie de circunstancias y el resto de posibilidades desaparecen, por tanto cuando decides, el equívoco no existe, no puedes errar algo que no sucedió.

    La vida siempre te da la posibilidad de escoger, si no las circunstancias que te rodean, al menos la actitud que muestras hacia ellas. Podrás arrepentirte de decisiones pasadas, pero gracias a ellas hoy sabes lo que sabes y eres quien eres.

     Decidir te acerca o te aleja de quien eres

     Las decisiones no se pueden tomar a medias, a eso se le llama titubeo, amago, ensayo, intento, eso es vivir en el limbo de la duda y el resbaladizo terreno de la inercia vital.

    No se puede tener todo en esta vida y al elegir un camino has de renunciar a las mieles que ofrece el otro. Enfocarte en lo que dejas atrás, en las opciones que pierdes es una manera infantil de transitar la vida. Enfócate y comprométete con lo que decides, con el camino que eliges y pon ahí toda tu atención y tu intención.

     Muchas personas no toman decisiones porque les parece una manera más cómoda de vivir, aún sabiendo por experiencia que cuando tú no tomas decisiones, otros, o la misma vida las tomarán por ti.

    Pudiendo cocrear tu propia existencia de manera activa, ¿por qué vivir en modo ‘verlas venir’?

    La duda paraliza

    Hay personas que dudan de todo porque no están bien conectadas consigo mismas y por tanto con la Fuente. Quizá no sepan que elegir bien no existe y elegir mal tampoco, porque siempre se despliega ante nosotros el camino que necesitamos para nuestro aprendizaje y nuestra evolución personal.

    No hay buenas ni malas decisiones simplemente hay decisiones, incluso no tomar decisiones también es una decisión.

    Dejarse fluir no significa aceptar lo que viene sea lo que sea, fluir significa no oponer resistencia a lo que es, pero lo que es hay que construirlo a golpe de decisión.

    ¿Decisión o intención?

    También da miedo tomar decisiones por si luego no somos capaces de mantenernos en ella. Otro tópico incierto, una decisión no mantenida no era realmente una decisión, era una mera intención.

    El primer paso para llegar a alguna parte es decidir que no te vas a quedar donde estás y ponerte en acción.

    Cuanto más sabes sobre ti y tu entorno, tendrás más claros tus valores, el sentido que quieres darle a tu vida y todas tus decisiones se irán alineando hacia el rumbo que tú has decidido seguir. Tomar decisiones es apretar un botón del mando a distancia, cambiarás lo que ves en función de la decisión tomada. Pero cuidado con el zapping vital, que una vida dura solo un instante. 

    Manera 24 de conectarte con la Fuente: Toma decisiones.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook