Blog 
100 maneras de conectarse a la Fuente
RSS - Blog de Arnau Benlloch

El autor

Blog 100 maneras de conectarse a la Fuente - Arnau Benlloch

Arnau Benlloch

Soy Periodista especializado en la Inspiración para el Cambio. Mi vocación es la de propiciar la evolución tanto en personas como en equipos de trabajo a través de la palabra.

Sobre este blog de Cultura

En este blog quiero compartir mis inquietudes en temas relacionados con la Inspiración para el Cambio. Mi objetivo es divulgar claves que te ayuden a conectar con esa Fuente universal de la que todos bebemos para impulsarte así a hacer de tu vida una obra de arte.


Archivo

  • 11
    Abril
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Manera 25: Prioriza

    'No tengo tiempo' es una de las ideas que más daño te está haciendo, porque es mentira y porque te la has creído.

    ¿No tienes tiempo para qué? ¿para vivir? Naces, creces y después te lo montas de tal manera que, cuando te das cuenta, tu vida es una carrera de obstáculos en proceso de aceleración continuo sobre un circuito cada vez más pequeño y más estrecho. Una perfecta paradoja que produce infelicidad.

     You have the power

     Tatúate esto en alguno de los surcos neuronales que aún te quedan vírgenes:

    SIEMPRE HAY TIEMPO

    Todos tenemos 24 horas cada día, la diferencia entre una vida atolondrada y una vida bien saboreada depende en gran medida de cómo gestionas ese tesoro llamado tiempo, pero si no te paras a priorizar, la vida te va a ofrecer al menos mil ocasiones de distracción al día.

    Desconectarte de la Fuente es lo más sencillo que te puede ocurrir si no priorizas. Y si te desconectas te pierdes y perderte hoy, a la velocidad que va todo, supone un largo viaje por un laberinto por el que nunca sabrás si podrás regresar.

    Manera 25: Prioriza

    'Fatal Error' by Sammy Slabbinck 

    La necia inercia

     Vivir en el caos es muy sencillo al ritmo que vamos, sobre todo en las urbes. Y lo complicado es que, una vez entras en la inercia, es muy fácil no darte ni cuenta de que vas en sexta marcha.

    Las máquinas, la tecnología, la informática nos permite hacer tantas cosas tan rápido que hacemos más y más y más hasta caer agotados. Somos adictos a la acción y en ello se nos pasa la vida.

     ¿Y si dejaras de hacer? ¿Y si superaras esta distorsión colectiva, esa en que si no haces no eres valioso? ¿Y si jugaras de vez en cuando a volver a ser analógico? ¿Y si percibir la vida tal como es, fuera para ti una prioridad?

     ¿Qué es lo más importante para ti?

     Párate solo 10 minutos de los 1.440 que tienes en un día y piensa en ello.

    Sea lo que sea que priorices está bien si realmente es lo que deseas. Muchos piensan que priorizar es renunciar a algo y, bien al contrario, con una buena organización del tiempo podrás hacer todo aquello que precises para que tu vida sea plena. Eso sí, has de rascar un poco o un mucho mirándote, reconociéndote, conectando con la fuente que en esencia eres y escoger qué quieres potenciar en tu vida.

    Entrenarte en priorizar te ayudará a decir no a un compromiso que no te conviene, a descartar un entorno que ya no te aporta, a desechar un mal hábito que te perjudica y a apearte de una actividad que no te hace crecer.

     Pero sobre todo, nunca digas no tengo tiempo. ¿Si supieras que todo se acaba el mes próximo, qué priorizarías?Manera 25 de conectarte a la Fuente: Prioriza

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook