Blog 
Antonio Garzón
RSS - Blog de Antonio Garzón Beckmann

El autor

Blog Antonio Garzón - Antonio Garzón Beckmann

Antonio Garzón Beckmann

Nacido en Las Palmas de Gran Canaria. Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales (Universidad de Passau, Alemania), Diplomado en Turismo TEAT (UNED) y Máster de Nutrición y Dietética. Integrado en el Turismo desde la infancia y dedicado al turismo y la hostelería canaria en el área de Direcci...

Sobre este blog de Turismo

En este blog se publican artículos sobre Turismo, con las siguientes temáticas: ...


Archivo

  • 20
    Octubre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¿Calidad en vez de estrellas? (y2)

    Desde principios de este año el Ejecutivo canario lleva barajando la posibilidad de permitir, como excepción a la moratoria, nuevos establecimientos turísticos de menos de 5 estrellas ligando su construcción a “criterios de calidad y ecoeficiencia”. Después de más de 8 meses de debate, la semana pasada se aprobó dicho planteamiento en el Parlamento canario, acordándose el empezar ahora a definir dichos criterios cualitativos con el añadido de un tercer ámbito: los hoteles con una importante oferta complementaria asociada (marina, casino, golf, parque temático, etc.). En la prensa de ayer (La Provincia/DLP 13.10) hemos podido ver las reacciones del empresariado grancanario, que a priori había estado de acuerdo con la regulación adicional cualitativa. Veamos tres declaraciones:
    - "El apartado [sobre el ocio complementario] asociado es ambiguo y así no se puede dejar, pues podría excluir iniciativas empresariales....preocupa que se caiga en una reforma que pudiera tener cierta arbitrariedad" (Fernando Fraile, FEHT)
    - "Los parámetros de calidad que se manejan están sujetos a interpretaciones" (Agustín Manrique de Lara, CCE)
    -"El Ejecutivo debe explicar perfectamente las normas, pues, de lo contrario, los técnicos locales tendrán un poder discrecional, que, por experiencias hasta ahora, lo único que hace es paralizar obras por tiempo indefinido" (José Sánchez Tinoco, Cámara de Comercio GC)

    Vemos que los empresarios coindicen en que las nuevas regulaciones no pueden ser ambiguas o discrecionales. Efectivamente, los legisladores nos tienen acostumbrados a textos legislativos ambiguos; valga un ejemplo: los criterios medioambientales y de ecoeficiencia, que ahora se pretenden regular adicionalmente, ya están incluidos en la misma Ley de Renovación a la que se le pretende ahora añadir, en concreto en su artículo 4.4: "la oferta turística de nueva implantación deberá cumplir con las máximas exigencias de eficiencia energética y ahorro de agua" (como si el empresario por sí solo no estuviera interesado en ahorrar agua y luz). Evidentemente, el legislador deberá concretar algo más, pues "máxima exigencia" es confuso, aparte de que el "máximo" de hoy ya no vale para mañana por la alta velocidad de la innovación tecnológica, que contrasta con la lentitud reguladora del burócrata. Por tanto, ahora es una cuestión de la precisión con la que se va a regular. Veamos cuatro ejemplos para algunos problemas con los que se topará el legislador cuando empiece a leerse la normativa vigente, para el caso de que tuviera en mente definir con precisión los estándares de calidad:

    1) Parámetro de densidad (Ley 7/1995) 

    Siga leyendo en AntonioGarzon.com

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook