Blog 
Antonio Garzón
RSS - Blog de Antonio Garzón Beckmann

El autor

Blog Antonio Garzón - Antonio Garzón Beckmann

Antonio Garzón Beckmann

Nacido en Las Palmas de Gran Canaria. Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales (Universidad de Passau, Alemania), Diplomado en Turismo TEAT (UNED) y Máster de Nutrición y Dietética. Integrado en el Turismo desde la infancia y dedicado al turismo y la hostelería canaria en el área de Direcci...

Sobre este blog de Turismo

En este blog se publican artículos sobre Turismo, con las siguientes temáticas: ...


Archivo

  • 28
    Marzo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¿Calidad en vez de estrellas?

    El conflicto sobre la Ley Turística canaria, recurrida ante el Tribunal Constitucional por el Gobierno de la Nación, podría tomar una nueva dirección con la posibilidad que baraja el Ejecutivo canario de permitir nuevos establecimientos turísticos ligando su construcción a “criterios de calidad y ecoeficiencia”, y no a categorías clasificadas en estrellas como venía haciendo hasta ahora. Si bien ello puede sonar bien a primera vista, también encierra nuevamente el fantasma de la sobre-regulación, que fácilmente podría convertirse en una nueva “moratoria-cerrojo”, como veremos en este post.

    Antes que nada, hay que reconocer que es muy loable que nuestros planificadores, por fin, hayan dejado de relacionar la “calidad” únicamente con las altas categorías hoteleras, asociando ahora el término de “calidad” también a establecimientos de categorías inferiores a las cinco estrellas. Recordemos que la segunda moratoria desde mayo del 2009 prohibía el crecimiento con la única excepción de la categoría de gran lujo, cosa que fue definida por los planificadores como una “estrategia de calidad”. Finalmente, después de cinco años, la realidad se impone a la ficción y queda claro que un producto de calidad es el que cumple con las expectativas de sus clientes, con independencia de su categoría alojativa.

    Ahora bien, la intención del Ejecutivo de regular los “criterios de calidad y ecoeficiencia” para nuevos hoteles de menos de cinco estrellas implica las siguientes dos suposiciones:
    Primera) que no existe regulación en la actualidad que garantice los niveles cualitativos;
    Segunda) que el empresario por sí mismo no atendería criterios de calidad y medioambientales.

    Estas dos suposiciones son incorrectas, pues ya existen criterios cualitativos y medioambientales, tanto por la normativa turística vigente (al margen de la moratoria) como por la presión del mismo mercado, que es el máximo regulador cualitativo que existe. A continuación veremos ejemplos de algunas exigencias ya existentes con las que se encontraría cualquier proyecto de cuatro estrellas de nueva construcción:

    Normativa turística vigente 

    Continúe leyendo en AntonioGarzon.com

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook