Blog 
Antonio Garzón
RSS - Blog de Antonio Garzón Beckmann

El autor

Blog Antonio Garzón - Antonio Garzón Beckmann

Antonio Garzón Beckmann

Nacido en Las Palmas de Gran Canaria. Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales (Universidad de Passau, Alemania), Diplomado en Turismo TEAT (UNED) y Máster de Nutrición y Dietética. Integrado en el Turismo desde la infancia y dedicado al turismo y la hostelería canaria en el área de Direcci...

Sobre este blog de Turismo

En este blog se publican artículos sobre Turismo, con las siguientes temáticas: ...


Archivo

  • 23
    Septiembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¿Condenados a servir gin tonics?

    En declaraciones a la prensa a menudo encontramos que políticos y/o destacados economistas identifican la peor ocupación laboral posible con la de servir de camarero a los turistas que visitan nuestras playas, como si de algo denigrante se tratase. El pasado día 13 de septiembre, en el marco de una entrevista en La Provincia/ DLP, César Molina (matemático y economista de Barcelona) respondía así a una pregunta sobre las actuales deficiencias formativas en España: 'Si no mejoramos la educación y el capital humano no nos queda otra [que bajar precios y salarios] y nos veremos condenados a servir el gin tonic al que venga a nuestras playas.'

    En la misma línea, por sólo nombrar otro ejemplo, hace dos años un cargo político de Canarias publicaba el artículo de prensa '¿Nuestros jóvenes están condenados a servir cubatas en los hoteles?', alimentando el manido tópico de que la profesión de camarero supuestamente sería algo denigrante. Curiosamente no se suele ridiculizar a otros sectores, como el industrial (p.ej. '¿condenados a trabajar en una cinta mecánica?'), el de la agricultura (p.ej. '¿condenados a recolectar hortalizas?') o el minero (p.ej. '¿condenados a trabajar bajo tierra?'). No, sólo se le suele atribuir el tratamiento peyorativo al sector turístico. ¿Podría derivarse ello del simple hecho de 'servir'? Es decir, ¿quién potencia el tópico despectivo no vería la 'denigración' en las tareas mismas, sino en el puro hecho de servir a otras personas? Ello sólo demostraría la falta de conocimiento de estos críticos sobre las profesiones de hostelería y el sector servicios en general.

    Profesiones de hostelería, alto potencial de satisfacción

    El desprestigio que se le pretende atribuir la profesión de camarero está absolutamente injustificado y sólo contribuye a restar valor a una de las profesiones que más satisfacción profesional puede generar a un trabajador. En las teorías de diseños de puestos de trabajo (p.ej. teoría de Hackmann y Oldham) se le da un valor destacado al feedback (retro-información) obtenido sobre la calidad del servicio prestado, es decir, a la información de si el nivel de ejecución de las tareas ha sido bueno o malo. Pocas profesiones como los puestos de trabajo hoteleros en contacto directo con el cliente (recepcionista, camarera de pisos, etc.) están por naturaleza provistas de un alto potencial de satisfacción tan sólo ya por la recepción de feedback instantáneo y 'en vivo' del trabajo realizado, lo cual les da un alto potencial de motivación intrínseca (=relacionada con el mismo trabajo) y, con ello, un valor especial y único.

    Ciertamente, no se puede negar que muchas empresas han degradado la profesión de camarero al 'porta-platos', igual que la de cocinero al 'fríe-congelados', pero ello no significa en absoluto que sea una profesión que no precise de formación. No olvidemos que el camarero sigue siendo por su actuación en primera línea uno de los más importantes agentes turísticos de cara a la transmisión de valores corporativos a nivel de empresa y regionales a nivel de destino turístico.

    ¿La profesión de camarero es 'servil'?   

     

    Seguir leyendo en AntonioGarzon.com

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook