Blog 
Antonio Garzón
RSS - Blog de Antonio Garzón Beckmann

El autor

Blog Antonio Garzón - Antonio Garzón Beckmann

Antonio Garzón Beckmann

Nacido en Las Palmas de Gran Canaria. Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales (Universidad de Passau, Alemania), Diplomado en Turismo TEAT (UNED) y Máster de Nutrición y Dietética. Integrado en el Turismo desde la infancia y dedicado al turismo y la hostelería canaria en el área de Direcci...

Sobre este blog de Turismo

En este blog se publican artículos sobre Turismo, con las siguientes temáticas: ...


Archivo

  • 09
    Julio
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¿Gran Canaria, destino de 5 estrellas gran lujo?

     Últimamente se habla mucho de la categoría hotelera de cinco estrellas gran lujo (5GL) por ser la única excepción a la prohibición de construir nuevos hoteles (moratoria) en su segunda versión actual, prorrogada hasta final de año. En diciembre se aprobará la tercera moratoria, que, según el anteproyecto, volverá a limitar la excepción tan sólo a hoteles de la categoría 5GL.

    La categoría de gran lujo vacacional se suele confundir con las cinco estrellas, pero hay notables diferencias. Dentro de las cinco estrellas “normales” encontramos establecimientos con niveles de servicios y capacidades de camas muy dispares, mientras que los hoteles de cinco estrellas de gran lujo disponen de unos servicios mínimos de muy alto nivel con una capacidad que no suele superar las 150 habitaciones. Como consecuencia, en la categoría “5 estrellas normal” encontramos precios medios que pueden oscilar aprox. entre los 50 y los 200 euros (precio por persona y día en habitación doble con media pensión), mientras que el precio del 5GL suele ser superior a los 200€. Al cliente de 5GL, también llamado turista de alto standing, se le atribuye un gasto medio diario entre hotel, restauración, golf, etc. de hasta 400€. Además, este cliente se diferencia del resto de la categoría de 5 estrellas por una mayor demanda por la reserva de la primera clase en vuelos regulares. Un ejemplo de ello lo pudimos ver en el 2008 con la retirada de Gran Canaria del touroperador británico de élite Cadogan al dejar de operar British Airways con este destino canario.

    Asimismo, el cliente de 5GL necesita un entorno acorde a las instalaciones de su hotel. Un claro ejemplo de ello lo hemos podido ver durante los últimos meses en las demandas al Ayuntamiento de mejorar el estado del Palmeral de Maspalomas por parte del único hotel de 5GL que existe en Gran Canaria, el Residencia (que linda directamente con el Palmeral). Otra demanda ha sido la posibilidad de ofrecer en la playa un servicio exclusivo de hamacas a sus clientes, expectativa que comparte con otros hoteleros de la zona. En vistas de que la rehabilitación del Palmeral no se presume que sea contemplada dentro de los proyectos del Consorcio de Maspalomas, el propietario de dicho hotel propuso que fuese él mismo quien llevara a cabo la renovación del entorno creando un pequeño parque botánico, al igual que se ofreció durante los últimos años para la poda de las palmeras por carecer éstas del debido mantenimiento por parte del Ayuntamiento. Hay que tener en cuenta que, según el empresario, “el Gran Hotel Residencia es el único que está vallado para que los turistas no vean el entorno” (La Provincia, febrero 2011).

    Cabe recordar en este contexto que la cadena hotelera propietaria del actual y único hotel de 5GL de Gran Canaria dispone de otra parcela de clasificación turística en Pasito Blanco, para la que mostró varias veces su intención de hacer un segundo hotel de gran lujo, aunque se lo está replanteado, según las palabras del empresario: “Tengo miedo de que los buenos clientes no sigan viniendo a Gran Canaria y por eso me estoy planteando invertir en ese hotel en Pasito Blanco. Cuando te reúnes con los operadores más importantes y te dicen que han dejado de ofertar Gran Canaria a turistas de alto standing, que son los que ocuparían ese establecimiento de unas 300 camas, te replanteas la inversión” (Theo Gerlach, entrevista de febrero 2011).

    Todo ello viene a apuntar a que Gran Canaria podría no estar cumpliendo algunos condicionantes básicos para el segmento de alto standing. Por un lado, la mayoría de las conexiones regulares han sido retiradas a favor del bajo coste y del chárter y, por otro lado, los entornos de los establecimientos hoteleros no se corresponden con un estándar de gran lujo. El Consorcio ha limitado sus intervenciones en los pasados tres años a simples labores de mantenimiento (cambios de hamacas, ajardinamientos aislados,..) y los proyectos pendientes hasta su extinción en diciembre del 2013 se limitan nuevamente a obras ordinarias de mantenimiento y no incluyen ninguna rehabilitación de infraestructuras importantes.

    Seguir leyendo en AntonioGarzon.com 

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook