Blog 
Antonio Garzón
RSS - Blog de Antonio Garzón Beckmann

El autor

Blog Antonio Garzón - Antonio Garzón Beckmann

Antonio Garzón Beckmann

Nacido en Las Palmas de Gran Canaria. Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales (Universidad de Passau, Alemania), Diplomado en Turismo TEAT (UNED) y Máster de Nutrición y Dietética. Integrado en el Turismo desde la infancia y dedicado al turismo y la hostelería canaria en el área de Direcci...

Sobre este blog de Turismo

En este blog se publican artículos sobre Turismo, con las siguientes temáticas: ...


Archivo

  • 06
    Octubre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Hoteles nuevos en base a "calidad y empleo": ¿otra sobre-regulación?

    Después de 15 meses desde la aprobación de la Ley de Renovación Turística vemos como continúa el debate sobre los nuevos hoteles de cuatro estrellas dando vueltas en círculo sobre las mismas cuestiones e incluso proponiendo nuevos condicionantes. Veamos de forma comprimida algunas de las claves de dicho debate de la actualidad turística:

    1) Un año, ¿poco tiempo para evaluar la ley?: No necesariamente, pues no estamos ante una Ley nueva de un año, sino ante una prolongación con muy pocos cambios de la anterior (Ley de Medidas Urgentes 2009-13), por lo que el periodo de evaluación se extiende a más de 5 años, tiempo más que suficiente para poder certificar el fracaso de ambas Leyes de Turismo.

    2) ¿Se han producido renovaciones “gracias a la Ley”?: No, en absoluto; más bien se están produciendo renovaciones independientemente de la Ley, o a pesar de ella. El mismo Ejecutivo canario ha reconocido que sus principales incentivos teóricos (= aumentos de edificabilidad y densidad) han sido nulos durante este último año y ya anuncia flexibilizarlos más. Recordemos que el “incentivo del premio de camas” de la Ley antecesora (2009-13), vendido en su día como “super-incentivo”, fracasó casi totalmente porque estos dos parámetros urbanísticos impidieron la materialización de las camas obtenidas como "premio" en la parcela rehabilitada, salvo en el caso del Hotel Oasis donde el "premio" del aumento de camas contemplado en la Ley ha traído como consecuencia una ampliación considerable del volumen edificable del nuevo hotel de complicado -y por ende conflictivo- acomodo en altura y ocupación longitudinal del suelo. Por tanto, pretender asociar las rehabilitaciones a un supuesto éxito de la Ley resulta paradójico si a la misma vez se está reconociendo explícitamente el fracaso de sus principales “incentivos”.

    3) Por tanto, ¿la Ley de Renovación ha sido un éxito?: Así parecen pensar los promotores de la misma, pero lo cierto es que todo habla en contra del supuesto éxito que se le pretende atribuir a la Ley. Veamos algunos indicadores: conservación del bloqueo a nuevas construcciones (no se ha iniciado ningún proyecto nuevo), desvío de clientes potenciales a otros destinos por falta de camas (por ejemplo, el turoperador FTI ha calculado su volumen potencial para Gran Canaria en el triple del volumen actual), aumento del desempleo (en el 3º trimestre del 2013 se produjo un nuevo récord de paro con una tasa del 35,12%), fuga de inversiones locales al extranjero (Lopesan Hotels desvía inversiones al Caribe), auge del alquiler vacacional ilegal (la Ley Turística no lo regula, promoviendo la incertidumbre y los conflictos en las comunidades de propietarios de apartamentos), fracaso del "banco virtual de camas" (después de anunciarlo a bombo y platillo, la realidad muestra que es inviable), etc. etc. etc. Resulta evidente que cualquier evaluación objetiva de la Ley no puede resultar positiva.  

     

    Seguir leyendo en AntonioGarzon.com

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook