Blog 
Antonio Garzón
RSS - Blog de Antonio Garzón Beckmann

El autor

Blog Antonio Garzón - Antonio Garzón Beckmann

Antonio Garzón Beckmann

Nacido en Las Palmas de Gran Canaria. Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales (Universidad de Passau, Alemania), Diplomado en Turismo TEAT (UNED) y Máster de Nutrición y Dietética. Integrado en el Turismo desde la infancia y dedicado al turismo y la hostelería canaria en el área de Direcci...

Sobre este blog de Turismo

En este blog se publican artículos sobre Turismo, con las siguientes temáticas: ...


Archivo

  • 22
    Mayo
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    TURISMO Las Palmas

    Los tres despropósitos del Oasis

     

    Quien pensaba que el intervencionismo en Canarias ya había tocado techo se equivocaba. El "culebrón" del Oasis nos ha ofrecido la semana pasada un nuevo capítulo de hasta dónde puede llegar el absurdo en la política turística. Veamos, por orden cronológico, los tres capítulos principales del conflicto del Oasis:

    Primer capítulo: "Tiro la primera piedra" (el incentivo)

    En mayo del 2009 la segunda moratoria (Ley de Medidas Urgentes) introdujo los denominados "incentivos de renovación" (premios de camas por renovar), los cuales no tuvieron la aplicación práctica deseada, al no prever el planificador que su materialización chocaría con otros parámetros de la abundante normativa que ya regulaba el sector. Un ejemplo es el índice de densidad, que ya estaba regulado en la Ley Turística de 1995 con 60m2 de solar por cama y que impidió aplicar un aumento de camas aparcelas que tenían una densidad menor.

    Por ello, dicho incentivo del premio de camas apenas pudo tener aplicación en las zonas maduras obsoletas (a las que en teoría iba dirigido), pero sí lo tuvo en núcleos nuevos, donde ya los hoteles empezaban a cumplir los 10 años de vida. Lo pudimos ver en los hoteles RIU en Meloneras, que aumentaron ambos sus capacidades con una planta más. Es decir, que si la moratoria ya de por sí le otorgaba a los núcleos nuevos (como Meloneras) un estatus de oligopolio (oferta en manos de pocos, exenta de peligro de nueva competencia local), con los incentivos, que sólo parcelas grandes pudieron aplicar, lo que hizo fue reforzar estos oligopolios.

    Además, dicho incentivo de camas fue precisamente el punto de partida del conflicto del Oasis, pues de no haber planteado este hotel un aumento de 633 a 915 camas (de acuerdo con las ventajas que ofrecía la citada Ley), lo que vino a condicionar el diseño arquitectónico tipo "muralla" para darle cabida a las nuevas camas, jamás se habrían producido los posteriores acontecimientos que tanta inseguridad jurídica y mala imagen le han dado a Canarias, especialmente a Gran Canaria. El incentivo de aumento de camas (+50% por renovación integral, +25% por cada categoría aumentada,..) posiblemente no debió de haber sido definido nunca para zonas ecológicamente tan frágiles como el Palmeral del Oasis, pero ahora, gracias a la desafortunada política sobre el territorio aplicada por la Consejería de Política Territorial, ya es un derecho adquirido por ley para la empresa en cuestión.

     

    Seguir leyendo en AntonioGarzon.com

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook