Blog 
Antonio Garzón
RSS - Blog de Antonio Garzón Beckmann

El autor

Blog Antonio Garzón - Antonio Garzón Beckmann

Antonio Garzón Beckmann

Nacido en Las Palmas de Gran Canaria. Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales (Universidad de Passau, Alemania), Diplomado en Turismo TEAT (UNED) y Máster de Nutrición y Dietética. Integrado en el Turismo desde la infancia y dedicado al turismo y la hostelería canaria en el área de Direcci...

Sobre este blog de Turismo

En este blog se publican artículos sobre Turismo, con las siguientes temáticas: ...


Archivo

  • 03
    Septiembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Rehabilitación de infraestructuras turísticas

    La semana pasada el Consorcio de Rehabilitación de Maspalomas sacó a concurso de licitación dos proyectos incluidos en las obras pendientes de ejecución hasta diciembre 2013: la rehabilitación de los dos parkings situados entre la Avenida de Italia y el paseo costero, a ambos lados del Aparthotel Playa del Inglés. Según el proyecto, dichas obras no se van a limitar simplemente al asfaltado de la carretera, sino que ampliarán significativamente el espacio para el peatón, algo de urgente necesidad desde hace mucho tiempo, pues debido a las estrechas aceras los peatones se ven obligados a circular peligrosamente por la calzada (especialmente después de que la Avenida de Italia se convirtiera en calle de dirección única, lo que desvió el tráfico de salida hacia la calle paralela al paseo marítimo). Son miles de turistas los que circulan diariamente tanto por el parking al que desemboca la avenida de Gran Canaria como por el parking donde desemboca la bajada por el templo Ecuménico.

    Mantenimiento versus Rehabilitación

    Un proyecto de mantenimiento simplemente renueva una infraestructura o servicio sin readaptarlo a otros fines. Es decir, simplemente se mantiene al día lo que ya está ahí. Ejemplos de proyectos de mantenimiento serían el cambio de hamacas en la playa y el cambio de las baldosas en mal estado de la avenida marítima. En condiciones normales un Ayuntamiento debería efectuar el mantenimiento de sus infraestructuras por sí sólo; para ello no debería ser necesario un Consorcio integrado por las cuatro Administraciones.

    Un proyecto de rehabilitación va más allá y debe adaptar las infraestructuras a las necesidades turísticas actuales, como es el caso de las dos obras licitadas que conllevarán la adaptación de los dos parkings a un aumento de las posibilidades de la movilidad del turista. Además, este tipo de obras implica no limitarse sólo a la ejecución técnica del proyecto en sí, sino puede tener también efectos secundarios que podrían necesitar regulación suplementaria, como en este caso la redefinición de ubicaciones de plazas de aparcamientos, pues con la obra se eliminarán al menos un 50% de las actuales. Como efecto secundario positivo se podría destacar la eliminación de uno de los principales lugares de “botellón” que produce molestias a los turistas y residentes que se alojan en complejos anexos, además de dar muy mala imagen a toda persona que circule por la zona al día siguiente y se encuentre en la vía pública con botellas, orines, vómitos y otras basuras.

    Por tanto, estaríamos ante las primeras obras de rehabilitación reales en pleno corazón de Playa del Inglés desde que comenzara a ser efectivo el Consorcio. Son dos obras de una importancia relevante para el núcleo, pues son muchos los turistas que atraviesan diariamente la zona afectada. Posiblemente muchos residentes o usuarios habituales en Playa del Inglés hayamos entendido que se trataba de este tipo de obras cuando se hablaba de “rehabilitación” durante la creación del Consorcio a finales del 2008. No obstante, no deja de ser lamentable que se haya tardado cuatro años en llevar a licitación el primer proyecto de este tipo, precisamente porque el fin primordial de la constitución del Consorcio era el concentrar el poder decisorio sobre temas de rehabilitación en la zona turística en un solo ente y poder así ejecutar con rapidez los grandes proyectos por aglutinar las facultades decisorias de las cuatro Administraciones que lo conforman. Los resultados en sus cuatro años de vigencia han demostrado que desavenencias políticas dentro del Consorcio han hecho inviable que los diferentes gerentes hayan podido llevar a la práctica obras de gran relieve, aparte del presupuesto disponible que tampoco permite un gran margen de maniobra. Y hablando de presupuesto, ¿cuáles son los fondos del Consorcio? ¿En qué se han empleado o se van a emplear?

    Leer el artículo completo en Antoniogarzon.com

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook