Blog 
Antonio Garzón
RSS - Blog de Antonio Garzón Beckmann

El autor

Blog Antonio Garzón - Antonio Garzón Beckmann

Antonio Garzón Beckmann

Nacido en Las Palmas de Gran Canaria. Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales (Universidad de Passau, Alemania), Diplomado en Turismo TEAT (UNED) y Máster de Nutrición y Dietética. Integrado en el Turismo desde la infancia y dedicado al turismo y la hostelería canaria en el área de Direcci...

Sobre este blog de Turismo

En este blog se publican artículos sobre Turismo, con las siguientes temáticas: ...


Archivo

  • 05
    Julio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Ultra All Inclusive, un icono de la Riviera Turca

    Pocas veces una forma de comercialización ha originado tanta controversia como el Todo Incluido, con el que ninguno de los actores del sector turístico español parece estar satisfecho. Es conocida la queja de los empresarios de restauración y ocio complementario por una menor afluencia de clientes al salir éstos menos de las instalaciones hoteleras. Los empresarios alojativos tampoco están satisfechos con el modelo, pues, si bien asegura una mayor ocupación, reduce notablemente los márgenes. Por otro lado, un reciente estudio de Tourism Concern afirma que los trabajadores del Todo Incluido están sometidos a peores condiciones laborales, más estrés y más horas de trabajo que en hoteles sin Todo Incluido (theguardian.com; el estudio sólo comparó hoteles en Tenerife, Kenia y Barbados). ¿Y el cliente? En teoría es el más beneficiado por poder calcular mejor su gasto extra, si bien está obligado a tediosos comparativos de las ofertas, ya que hay diversas interpretaciones del concepto, como veremos a continuación:

    Diversas modalidades de Todo Incluido

    El siguiente extracto resumido de la publicación 'La mentira del Todo Incluido' (2013) de Mikka Bender, conocido reportero de la TV alemana, ilustra matizaciones al término 'todo':

    Tres amigos, que habían viajado recientemente con un paquete organizado, se encuentran en un asadero y comentan sus vacaciones: 'Yo viajé con All Inclusive (Todo Incluido)', dice el primero, a lo que responde el segundo: 'Pues para mí eso no era suficiente. Yo viajé con Ultra All Inclusive.' A ello replica el tercer amigo: 'Nosotros incluso reservamos en Premium All Inclusive'. Aparte de que en la conversación el destino vacacional parece ser lo de menos, llama especialmente la atención que 'all', es decir 'todo', no es igual a 'todo' en el sentido del 100% y como polo opuesto a 'nada' (pues de lo contrario no existirían versiones 'ultra' o 'premium').

    Este es en pocas palabras el gran dilema al que se enfrenta el cliente al decidirse por una oferta de Todo Incluido: ¿qué servicios van incluidos en el paquete del Todo Incluido? Las diferencias pueden llegar a ser muy importantes dependiendo del destino y del hotel reservado. Recordemos que el Todo Incluido fue introducido en Canarias 'con calzador' como una modalidad alimenticia más, impulsado por cuestiones como la creciente sensibilidad al precio del turista (= el deseo de tener controlado el 'gasto extra') y una empeorada relación precio-calidad de la oferta exterior al establecimiento (aumento de precios por el euro, oferta caduca en muchos casos). Los hoteles se adaptaron para introducir esta modalidad, mientras que la competencia internacional construía nuevos hoteles con el Todo Incluido como eje central de su operativa hotelera, tal como comenta Arjan Kers (Grupo TUI): 'No se puede comparar el todo incluido que ofrecemos aquí (Canarias) con lo que hay allí (Turquía). Primero porque los hoteles no están preparados aquí, es más una obligación porque ya no se vende la media pensión y ha tenido que pasar al todo incluido, pero este todo incluido es una pensión completa, es forzado. Te doy cuatro bebidas más y un almuerzo más y tengo un todo incluido' (Bungalow 103, 27.10.11).

    Exactamente ahí es donde radica la diferencia entre el concepto de Todo Incluido español y, por ejemplo, el concepto turco: el primero lo define como un régimen alimenticio más, limitándose a la oferta de A&B (es básicamente una pensión completa con bebidas), mientras en el segundo caso es una componente de un concepto vacacional más amplio que comprende servicios que van más allá del área de A&B. Para ilustrar mejor los servicios de un Todo Incluido de este tipo, a continuación describo el concepto 'Ultra all inclusive' habitual de la Riviera Turca.

    (Nota: El lector interesado en profundizar más puede encontrar el estudio completo sobre la oferta de la Riviera Turca en el Informe CATPE sobre la competitividad turística de Canarias publicado el 30 de junio del 2014 en la página web del CATPE).

    Seguir leyendo en AntonioGarzon.com

     

    <!--EndFragment-->

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook