Blog 
Armando Ojeda
RSS - Blog de Armando Ojeda

El autor

Blog Armando Ojeda - Armando Ojeda

Armando Ojeda

Redactor de La Provincia./ Diario de Las Palmas. Periodista. Social Media. Comunicación.

Sobre este blog de Tecnología

Puntos de vista sobre el cacharrero digital, e incluso asuntos más serios en la red. Eventualmente.


Archivo

  • 07
    Noviembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Ética y estética. El devenir de las nuevas redes sociales

     La web está inmersa en un proceso de albeado que difícilmente se puede pasar por alto. Los cambios visuales en páginas de referencia están siendo la tónica en un proceso -muy esperado- de verdadera integración del html5 en nuestras vidas. La última versión del lenguaje en el que ser programa la red permite que las páginas tengan una apariencia más flexible, orgánica y adquieren la cualidad responsive: esto es, que su diseño se adapte de forma natural a las pantallas de ordenadores y la miriada de dispositivos portátiles que se ofertan en el mercado. 

    La tendencia, por supuesto, se ha trasladado al escenario de las redes sociales, amén de obligar al bloguero a revisar la plantilla de su sitio. Si bien Facebook o Twitter, los reyes del mundillo, no han incidido en demasiados cambios en su rostro habitual de cara a sus acólitos, sí lo han hecho otras plataformas con evidente peso en internet. Es el caso de You Tube, que hasta le ha dado un remozado a su logo, para identificarse con un suscinto icono de play sobre fondo rojo. Hasta sus últimas versiones para Apple o Android van por un camino más sofisticado en lo que se ha dado en llamar, no sin pompa, "la experiencia de usuario".
     
    O lo que es lo mismo, lo que se empeñan en mejorar otras redes que han perdido pujanza en los últimos años. Es el caso de My Space, a la que ni pudo salvar en su momento Justin Timberlake en un insólito rol de capitalista salvador de un sitio que hoy se asemeja más a Spotify que al primigemio escaparate de bandas musicales. Notable su cambio de filosofía y apariencia, en un negocio que se ha transformado por completo bajo la indiscutible influencia de la web... y las descargas P2P.
    Flickr, la red social de los fotógrafos y enfermos del ojo de pez o las panorámicas, ha apostado por un vuelco en su concepto como gestor de imágenes con posibilidades de ser compartidas.
    Hoy, en su diseño prima, sobre todo, la foto. A toda pantalla y con las mismas opciones para redifundir en otros entornos virales.
    En esta tónica, las webs de las grandes corporaciones parecen mantenerse, en general, un paso por detrás de los diletantes impulsores del puntocom a la hora de presentar su landing page o portal a su público objetivo. Las redes sociales, una vez más, hacen de avanzadilla en el asunto estético. Y eso, sin duda, las convierte en un motor de progreso dentro de internet. 
    Otro cantar es el que se entona a la hora de valorar la oportunidad de confiar el material de autor a estas mismas redes. Léase fotos, versos, canciones o prosa original. Con el upload (subir el archivo) se ceden también, según qué red, determinados derechos a la hora de gestionar la distribución de esos contenidos. El repaso de la letra pequeña sigue siendo un imperativo para todos aquellos que, seducidos por la estética, regalan sus creaciones a estos gigantes virtuales... y luego apelan a la ética.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook