Blog 
Armando Ojeda
RSS - Blog de Armando Ojeda

El autor

Blog Armando Ojeda - Armando Ojeda

Armando Ojeda

Redactor de La Provincia./ Diario de Las Palmas. Periodista. Social Media. Comunicación.

Sobre este blog de Tecnología

Puntos de vista sobre el cacharrero digital, e incluso asuntos más serios en la red. Eventualmente.


Archivo

  • 07
    Noviembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Streaming y ancho de banda. Conceptos de futuro

     La historia ha terminado por reconocer a Vinton Cerf, considerado uno de los padres de internet, por su desarrollo de los protocolos TCP/IP, que abrían un sin fin de posibilidades en lo que atañe a la interconexión entre distintos ordenadores. Cerf ha sido protagonista en las últimas fechas por su aparición multi-mediática, como embajador mundial de Google. Sus reflexiones sobre la privacidad en las redes o su poco gusto por Facebook, por ejemplo, han llamado la atención de los que siguen la actualidad sobre la web. También su vaticinio sobre el futuro del streaming o la emisión de archivos multimedia en línea: Cerf cree que cuando se disparate el ancho de banda y la conexión sea just in time, esta práctica será "innecesaria" y pasará, como él, a la historia, que es justo donde comenzó este párrafo.

    Interesante. Pero... ¿La posibilidad de descarga instantánea realmente tendrá ese efecto secundario, en la era de la nube o el almacenamiento on line? ¿Realmente me querré bajar una película -por lo legal, oiga, que también se puede- antes de saber si me gusta o no en un visionado instantáneo? Ojo: muchos enterraron a la radio en el albor del auge digital, y miren la vidilla que le ha dado la emisión en línea y el podcast. El streaming, por ejemplo, es la llave del éxito de Spotify o Grooveshark. Y el streaming de noticias ha desplazado al lector de prensa escrita a las webs de los propios periódicos.
    Nótese otro fenómeno: compañías especializadas en la venta de mobiliario, como Ikea, han reducido el tamaño de sus estanterías de última generación porque ha percibido que el público cada vez guarda menos cultura analógica en las baldas. Se prefiere almacenar en un USB tamaño meñique desde los libros electrónicos a la música, el cine, los archivos de trabajo y las fotos de la familia.
    Es más, el smartphone o la tablet, cuyo impacto cotidiano crece de forma proporcional al ancho de banda, son herramientas perfectas para consumir en streaming un telediario, la misma radio o el último youtube. ¿Acaso velocidad de transmisión y gigas de nubes no acabarán por cambiar nuestra cultura de un soporte tangible para el conocimiento?

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook