Blog 
aspergernet
RSS - Blog de paula cabrera schwartz

El autor

Blog aspergernet - paula cabrera schwartz

paula cabrera schwartz

hola me llamo paula soy blogger y tengo sindrome de asperger

Sobre este blog de Canarias

es un blog donde escribo sobre el sindrome de asperger


Archivo

  • 19
    Diciembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Canarias Las Palmas

    ACTIVIDADES DE LA VIDA DIARIA DEL NIÑO CON AUTISMO: LA DUCHA

    articulo extraido del blog autismo diario y del blog aspergernet

    Cuando hablamos de planificar las actividades, estamos realizando un trabajo cuyo objetivo siempre es facilitarle la tarea al niño en cuestión, es por esto que el uso del sentido común en conjunto con el conocimiento sobre el niño dará la posibilidad de organizar la rutina a ustedes mismos y por supuesto a su hijo.

    Quisiera centralizar la trama de este texto en un tema que a muchos padres les resulta un inconveniente y por ello que las consultas son siempre sobre el desarrollo de las habilidades de autonomía personal que el niño debe adquirir y desarrollar. En este texto relataré como podríamos organizarnos para trabajar la adaptación de niños, jóvenes o adultos con Trastornos del Espectro del Autismo (TEA) dentro de la “Ducha”.

    Es conceptualmente apropiado mencionar que para llevar adelante una acción tan importante como bañarse de forma autónoma, se debe enseñar al niño a dicha mecánica de trabajo (aprender por pasos, de lo más simple a lo más complejo).

    Para comenzar debemos tomar con calma cada avance del niño y no alterar los pasos del aprendizaje. Para esto seguiremos una serie de consejos que bosquejé para marcar una tendencia a seguir:

    ACTIVIDADES DE LA VIDA DIARIA DEL NIÑO CON AUTISMO: LA DUCHA

     

    Pictograma ARASAAC

    1- Adaptación al medio: Esto quiere decir que debemos familiarizar al niño con el medio a utilizar (en este caso la ducha). Tanto en casa como en otros lugares: Piscinas, hoteles,…, de forma que asocie adecuadamente el lugar y la acción.

    2- Mantener un ambiente cálido: Debemos procurar tener el agua a una temperatura adecuada, latemperatura corporal normalmente oscila entre 35 a 37 °C, el agua a esa temperatura se considera tibia. Luego también debemos tener el baño libre de obstáculos que interrumpan la movilidad del niño.

    3- Entorno seguro: Podemos poner barras de seguridad en la ducha para evitar accidentes y acostumbrar al niño a utilizarlas como apoyo, sobre todo en niños con torpeza motora o excesivamente inquietos. Es muy importante disponer de una alfombra antideslizante en el suelo de la ducha o bañera y en el suelo del cuarto de baño para prevenir caídas por resbalones.

    4- Tener los elementos a utilizar al alcance del niño, estos son básicamente cuatro, Champú, Acondicionador, Jabón (Líquido o Sólido) y Esponja corporal. También debemos mencionar la bata o toalla al salir de la ducha, que debe estar cerca para que el niño la pueda tomar sin problemas y sin salir de la bañera o ducha (tina, bañadera,…).

    Una vez tomando estos conceptos y adaptados a cada baño (ambiente) y familia, pasaremos a trabajar sobre la planificación fuera y dentro de la ducha. Es recomendable utilizar jabones que no produzcan picor en los ojos, para evitar que esto condicione al niño, sobre todo con el caso del champú. Existen en el mercado muchos productos de calidad y a un buen precio.

    Fuera de la ducha se planificara sobre:

    – Ingreso al baño

    – Desvestirse

    – Colocar la ropa sucia en el cesto

    – Ingreso a la ducha

    Dentro de la ducha trabajaremos sobre:

    – Abrir la ducha (Si el niño puede hacerlo, de lo contrario lo haremos nosotros y a la temperatura ya mencionada)

    – Mojarse

    – Ponerse champú (luego mojarse y enjuagarse el champú)

    – Ponerse Acondicionador (luego mojarse y enjuagarse el acondicionador)

    – Tomar la esponja y agregar jabón líquido (recomendado) o jabón sólido (en este caso, refregar la esponja con el jabón)

    – Pasar la esponja por todo el cuerpo o mínimo axilas, cuello, cola y partes inferiores (luego mojarse y enjuagarse todo el jabón del cuerpo)

    – Cerrar la ducha

    – Tomar la bata o toalla

    -Secarse

    – Salir de la ducha

    – Colgar la bata o toalla

    – Vestirse

    Esta seria una idea de cómo comenzar nuestra tarea, es interesante aportar que los niños con autismo pueden aprender por imitación si les ayudamos y mostramos las pautas correctamente, y esto no es un dato menor, ya que la ducha es un ámbito donde adquieren muchas conductas de habilidades de autonomía personal y del cual los niños disfrutan a menudo. Es muy importante avanzar sobre esta metodología de imitación para enseñarles como manejar sus movimientos dentro del baño. Es también muy útil apoyar visualmente el proceso, poniendo unas secuencias con pictogramas que podemos plastificar.

     

    autonomía en el aseo-nos duchamos by Amaya

    http://www.scribd.com/embeds/18461616/content?start_page=1&view_mode=scroll&access_key=key-kn5hmx3r47ts7adhdtx

    Ejemplo: Para enseñarles a lavar su cabello, seguramente comenzaremos buscando que nos imiten los movimientos, por lo tanto voy a guiarlo desde fuera de la ducha con los movimiento en mi cabeza y pedirle o darle ayuda física para que él lo haga dentro de la ducha. También podemos hacerlo juntos, es decir, mientras papá o mamá, por ejemplo, se lavan el cabello mientras el niño participa de la acción, y haciéndolo él mismo. También podemos usar nuestras secuencias de pictogramas para reforzar las acciones que vamos realizando. O también combinar las acciones.

    EL CASO DE JUAN

    Juan tiene autismo, sin lenguaje y con una buena motricidad tanto fina como gruesa, sus padres realizaron una planificación para saber cómo desempeñarse con Juan dentro de la ducha.”

    ACTIVIDADES DE LA VIDA DIARIA DEL NIÑO CON AUTISMO: LA DUCHA

     

    Clic para agrandar

    A raíz de esto decidí hablar con los padres sobre como les resultó esta planificación, y las palabras no fueron más que de agradecimiento para con el equipo, se ha logrado que Juan se habitúe adecuadamente a la ducha y hoy en día disfruta de su baño sin ayuda física de ningún tipo y sin señas que lo guíen para saber como bañarse o qué elemento higiénico utilizar para cada momento.

    Es sustancial aclarar que Juan es totalmente independiente en su medida y fue estimulado desde los 2 años de edad, logrando avances significativos a lo largo de su vida y avanzando aun hoy un poco más cada día. Juan no se encuentra solo bajo ninguna circunstancia dentro del baño y siempre es acompañado por un terapeuta que lo supervisa mientras toma su ducha. Debemos tomar los mayores recaudos con niños del espectro del autismo y uno de ellos escuidarlo, no importan cuan independiente sea o cuan fácil se maneje en los distintos escenarios. Voy a recurrir a una frase muy popular por estar tierras, “Los accidentes, no son accidentes si puede prevenirse” y esta locución no debe quedar en un simple expresión, si no que debe llevarse adelante con la mayor responsabilidad que tenemos todos en el cuidado de cualquier niño.

    Es importante destacar que el baño es un lugar donde solemos buscar cierta “intimidad”. Es necesario también que el niño o niña sepa discernir con quien puede entrar al baño y con quien NO debe entrar al baño. Podemos usar pictogramas también para que el niño comprenda adecuadamente estos conceptos. Esta medida de prevención nos puede ser muy útil también si el niño realiza actividades en piscinas públicas por ejemplo, de esta forma podemos prevenir que “alguien ajeno” pueda entrar al baño con el niño.

    Siguiendo con el concepto de adaptación, resulta muy beneficiosa la colocación de una repisa flotante dentro de la ducha, donde vamos a colocar los cuatro elementos básicos (champú, acondicionador, jabón, esponja) y darle una organización idónea al niño. Los elementos higiénicos deben ser ordenados por orden de uso y de izquierda a derecha (la forma en que leemos) para colaborar con el aprendizaje del niño.

    ACTIVIDADES DE LA VIDA DIARIA DEL NIÑO CON AUTISMO: LA DUCHA

    Para finalizar quisiera aclarar que cada niño tiene sus tiempos y que estos procesos adaptativos pueden variar en el tiempo, en algunos casos se adquirirá muy rápidamente, en otros casos se tardará un poco más. Se debe siempre evaluar a cada niño de forma individualizada y no generalizar, lo que resulta para uno, quizás no resulte para otro y lo que un niño realiza en solo unos días, quizás a otro le lleve mucho más tiempo. Esto no es motivo de un problema del aprendizaje, simplemente es motivo de respetar los tiempos de cada niño, todos lo logran en corto o largo plazo.

    Si fuese necesario podemos solicitar la supervisión profesional de un Terapeuta Ocupacional para trabajar las adaptaciones posibles, antes de planificar una nueva tarea ya que estos cuentan con mayores herramientas y puede ayudarnos a urdir de manera más beneficiosa las tareas de su hijo.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook