Blog 
aspergernet
RSS - Blog de paula cabrera schwartz

El autor

Blog aspergernet - paula cabrera schwartz

paula cabrera schwartz

hola me llamo paula soy blogger y tengo sindrome de asperger

Sobre este blog de Canarias

es un blog donde escribo sobre el sindrome de asperger


Archivo

  • 17
    Diciembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Canarias Las Palmas

    INFORME: DISCAPACIDAD Y FORMACIÓN EN TIEMPOS DE CRISIS

    articulo extraido del blog autismo diario y del blog aspergernet

    Las personas con discapacidad reaccionan ante el paro y la discriminación: un 66,7% apuesta por la formación para competir en el mercado laboral

    • A pesar de que la tasa de paro de las personas con discapacidad es superior a la del resto de la población, 2011 fue el año récord en su contratación: 62.084 de las que un 23,9% consiguieron contrato indefinido.
    • Quieren seguir en esta línea y ofrecer un valor extra en las entrevistas de trabajo, siendo la formación su mejor aliada para ser más competitivos.
    • El curso más habitual es el de habilidades de búsqueda de empleo (17,1%), seguido de la informática básica (14,1%), atención al cliente (13,7%) y el inglés (12%). También destacan otras formaciones como la Mecánica Rápida, el Manejo de la Carretilla o la Manipulación de Alimentos.
    • Un 80% de los encuestados opina que formarse le será de gran utilidad para acceder al mercado laboral, frente a un 20% que no confía en ello.
    • Más de la mitad de los encuestados (50,3%) supera el año sin trabajo.
    • Los encuestados que se están formando tienen una mayor confianza laboral: un 55,8% cree que encontrará empleo en los próximos seis meses, frente a un 32,6% de los que no están recibiendo formación.

    INFORME: DISCAPACIDAD Y FORMACIÓN EN TIEMPOS DE CRISISEn medio de una crisis que no parece tocar fondo, encontrar empleo se ha convertido en todo un reto para los casi 5 millones de parados en España. Nadie se libra de la difícil coyuntura, pero sin duda existe un grupo que resulta ser la ficha más débil en el tablero del trance económico: las personas con discapacidad. En su caso, a la escasez de ofertas de empleo se suma una dificultad: hacer frente a la discriminación que a menudo experimentan por prejuicios y falsos estereotipos.

    Las cifras hablan solas: la tasa de paro del colectivo a finales de 2010 era del 23,3%, frente al 20,3% de la del resto de la población. Pero la diferencia mayor la encontramos en la tasa de actividad: mientras que un 75,9% de la población general es activa, en el caso de las personas con discapacidad la cifra desciende hasta el 36,2%, es decir, es 39,7 puntos porcentuales inferior.

    Ello demuestra que muchas personas con discapacidad no confían en la posibilidad de encontrar empleo y ni tan siquiera lo intentan. Pero también da cuenta de otra conclusión: las que sí buscan trabajo (ese 36,2%) lo hacen porque verdaderamente tienen ganas de encontrar una ocupación y orientan todos sus esfuerzos a tal fin.

    A diferencia de lo que podría suceder con el resto de la población, entre los demandantes de empleo con discapacidad no hay lugar a la dejadez o a la desidia, sino que se caracterizan por la tenacidad, el esfuerzo y la orientación a resultados. No hay que olvidar que muchos de ellos podrían vivir del subsidio que reciben, y que si desean trabajar es porque realmente quieren demostrar su valía y contribuir al desarrollo social.

    Así pues, las personas con discapacidad activas están apostando por ofrecer un valor extra en las entrevistas de trabajo: una mayor formación homologada y apta para competir en el mercado laboral. Ello explica que la gran mayoría de los encuestados en paro – en concreto, un 66,7%- esté mejorando su CV a través de cursos que le abran las puertas del empleo y hagan que su discapacidad pase desapercibida en los procesos de selección.

    Probablemente esta preparación cada vez mayor sea la responsable de que 2011 fuera el año récord en la contratación de personas con discapacidad: 62.084 según el Observatorio Estatal de la Discapacidad, un incremento del 1,6% con respecto a 2010. Además, un 23,9% de estas contrataciones fueron indefinidas.

    La Fundación Adecco ha elaborado el informe: “Discapacidad y formación en tiempos de crisis”, basado en una encuesta a 1.000 personas con discapacidad distribuidas por todo el territorio nacional. La mayoría de los que se están formando (80%) opina que los cursos recibidos le serán de gran utilidad para acceder al mercado laboral, frente al 20% que no confía en ello.

    INFORME: DISCAPACIDAD Y FORMACIÓN EN TIEMPOS DE CRISIS

     

    Las personas con discapacidad también son competencia

    La formación cobra una importancia vital para las personas con discapacidad, habida cuenta de que el nivel de estudios de los activos es, históricamente, sensiblemente inferior al del resto de la población. Según los datos del INE, los españoles con estudios superiores representan un 33,2% del total de la población activa, cifra que desciende hasta el 23,8% en el caso de las personas con discapacidad.

    De igual forma, los estudios primarios representan buena parte de la formación de las personas activas con discapacidad (20%), frente al 13,9% del resto de la población.

    Es en los estudios secundarios donde la situación se iguala: un 52,4% de la población activa tiene esta formación, al igual que un 54,5% de los activos con discapacidad.

    INFORME: DISCAPACIDAD Y FORMACIÓN EN TIEMPOS DE CRISIS

    Actualmente, y a la luz de estos datos, las personas con discapacidad están apostando por atenuar las diferencias y el mejor modo de hacerlo es incrementar su formación, obteniendo un título que le ayude a competir en el mercado laboral. Nada más y nada menos que un 66,7% de los encuestados está recibiendo cursos para ser más competitivo en el mercado laboral. Y un 80% confía en que esta formación será su trampolín hacia el mercado laboral.

    Además, hay que añadir el hecho de que las personas con discapacidad ven reforzados valores como el esfuerzo, la motivación o el afán de superación, cualidades que se convierten en garantía de éxito cuando se trasladan al ámbito empresarial.

    En conclusión, las personas con discapacidad resultan ser candidatos muy válidos para las empresas, y por tanto, no debemos caer en el anacrónico error de escatimarles como competencia en las entrevistas de trabajo.

    Habilidades para el empleo, informática y atención al cliente

    En general, el curso más demandado por las personas con discapacidad es el dehabilidades para el empleo: un 17,1% de los candidatos de la Fundación Adecco lo está recibiendo. Esta formación resulta de gran utilidad habida cuenta del elevado porcentaje de entrevistas no superadas por no actuar de acuerdo a unas correctas pautas. No hay que olvidar que 4 de cada 5 currículums no contienen la información adecuada y 3 de cada 5 entrevistas de trabajo no son superadas, según un reciente estudio de Adecco.

    Informática básica (14,1%), Atención al Cliente (13,7%) e Inglés (12%) se sitúan por detrás como las opciones más demandadas. A estas áreas sigue la Mecánica Rápida (9%), opción mayoritariamente demandada por jóvenes que buscan un primer empleo o por mayores que necesitan actualizar sus conocimientos con las nuevas herramientas de Mecánica. La formación de Carretillero (6,4%) también es bastante solicitada por los candidatos de la Fundación Adecco, en las modalidades elevador, retráctil y frontal. También son cursos frecuentes los de Manipulador de Alimentos (4,3%), Monitor de Comedor Escolar (3,8%), Educación Infantil(3,4%) o Gestión Administrativa (2,9%). Entre los que tienen una mayor formación, destacan cursos cualificados como Comunicación y Protocolo (1,7%), Comunicación Multimedia (1,3%) o manejo de programas de software como Contaplus (1,3%).

    A mayor formación, mayor confianza

    Más de la mitad de los encuestados con discapacidad (50,3%) lleva más de 1 año sin trabajo. Esta cifra es similar a la de la población general, que se sitúa en un 52,2%.

    En este contexto, lo importante es buscar soluciones para encontrar una ocupación lo antes posible. Y en este sentido, la importancia de la formación se demuestra en la confianza laboral que proyecta a los que la reciben. De este modo, un 55,8% de los que se están formando confía en encontrar empleo en los próximos seis meses, frente al 32,6% de los que no están recibiendo formación.

    De igual manera, un 48% de los que no se están formando, no confía en encontrar empleo durante el próximo año. Esta cifra desciende hasta el 26% en el caso de los que sí están recibiendo formación.

    INFORME: DISCAPACIDAD Y FORMACIÓN EN TIEMPOS DE CRISIS

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook