Blog 
Blog de Marisol Ayala
RSS - Blog de Marisol Ayala

El autor

Blog Blog de Marisol Ayala - Marisol Ayala

Marisol Ayala

La periodista Marisol Ayala es una de las firmas m√°s reconocidas y seguidas de la actualidad de Canarias desde hace m√°s 30 a√Īos, 25 de ellos en La Provincia. Hace cuatro a√Īos se baj√≥ de la vor√°gine de la prensa diaria y dej√≥ el peri√≥dico La Provincia, rotativo al que le unen lazos sentimentales. Hoy...


Archivo

  • 13
    Febrero
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Sociedad Las Palmas

    Carnaval en mayo

    Estamos en carnaval, risas, fiesta, disfraces, música, calle. Pues miren…no. La mitad de la isla, combate como puede la gripe que aún le queda y otros están empezando a cogerla, me incluyo en la lista de los que hemos tenido que dejar guardados los disfraces y buscar el termómetro.

    Carnaval en mayo


    Esta fiesta es una tradición muy nuestra, que, sin embargo, pega cada vez menos con lo que todo el mundo idealiza de canarias, la playa, el sol, el buen tiempo. Es más que frecuente, que se suspenda algún acto por el mal tiempo o que algún tramo de la cabalgata quede desierto de gente porque cae un palo de agua. Hablando con una amiga, llegamos a una conclusión. ¿Es tan disparatado cambiar de fecha el carnaval? Dicho así suena a locura, pero imaginen, celebrarlo allá por Mayo, que comienza el buen tiempo pero el calor es soportable, disfrutar de los pasacalles y actuaciones en pantalón corto y cholas, irte a la playa antes de la cabalgata.


    ¿Es necesario que contengamos la respiración pensando en las acrobacias de la gala Drag con el escenario lleno de agua? Es un espectáculo seguido por toda Europa, una de nuestras fuentes de ingresos turísticos y una pena, sin duda, que se vea ensombrecido, teniendo margen de sobra el resto del año para que el turismo, cada vez más frecuente en nuestra capital, enlace carnaval y buen tiempo, disfrutando al máximo de los eventos diurnos y llevándose de nuestra fiesta, un recuerdo inolvidable que les hará volver.


    No crean que me olvido de nosotros, no todo es el turismo. Cuantas veces, te mueres de frío con el disfraz que llevas, porque la noche está helada y encima te llueve en el parque. Imaginen las terrazas de Las Palmas de Gran Canaria llenas de gente disfrazada tomándose una caña o gente sin disfrazar, que participa cómodamente en todos los eventos del programa porque el buen tiempo lo permite y luego se van un rato a la playa o a tomar algo. A nivel ingresos, también sería beneficioso y si encima en invierno te cogió la gripe y has logrado dejarla atrás del todo, sin riesgo de recaída, raro será que no salgas mascarita.


    Detrás del carnaval, además hay miles de historias particulares de sacrificio y ensayo de meses y meses, cose que te cose, repasando bailes, coreografías, letras, armonizando, sacando ahorros de donde no los hay, para que un aguacero empañe la ilusión de todos los que hacen realmente posible que esta fiesta sea grande.


    Hay años, en los que no vale la pena guardar el traje de papá Noel, porque están tan cerca las dos fiestas, que el reciclaje se te antoja el traje más barato y calentito.


    Piénselo por un momento, un carnaval a las puertas del verano, sin amenaza de lluvias y mal tiempo, o al menos no tantas posibilidades, con ganas de sobra de fiesta y sol como las que tenemos en San Juan, dejando lo más lejos posible las gripes y las recaídas, brindando a todos nuestros carnavaleros y carnavaleras, la seguridad de que un año entero de trabajo se va a ver recompensado sin riesgos ni cancelaciones y dejando con la boca abierta a todo visitante que venga a disfrutar de nuestro clima y nuestra fiesta.


    Yo al menos voto por no pasarme el carnaval mirando al cielo preocupada, con una bufanda y una manta…¿Y ustedes?

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook