Blog 
Blog de Marisol Ayala
RSS - Blog de Marisol Ayala

El autor

Blog Blog de Marisol Ayala - Marisol Ayala

Marisol Ayala

La periodista Marisol Ayala es una de las firmas m√°s reconocidas y seguidas de la actualidad de Canarias desde hace m√°s 30 a√Īos, 25 de ellos en La Provincia. Hace cuatro a√Īos se baj√≥ de la vor√°gine de la prensa diaria y dej√≥ el peri√≥dico La Provincia, rotativo al que le unen lazos sentimentales. Hoy...


Archivo

  • 22
    Febrero
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Sociedad Las Palmas

    Contra viento y marea

    Acababa de cumplir los 16 años, él 26. Ella iba al Instituto, él trabajaba. Llevaban meses saliendo cuando llegó el embarazo. Los padres de la chica combatieron la noticia con un desolado "...eres una niña", "aún tienes que vivir...", "mejor abortar..." pero los novios se resistieron. Querían tenerlo. En casa no tenían mucha fe en la pareja, dos chiquillajes, pensaban, convencidos de que en unos meses se acababa todo. Enfadada, la chica amenazó con huir si insistían en el aborto así que los padres hicieron de tripas corazón y se posicionaron donde se posiciona la gente sensata, al lado de su hija. El chico llegaba y apenas levantaba la cabeza, avergonzado. No sabía qué hacer. Ella siguió los estudios, él su trabajo y los padres pendientes del embarazo, cada uno en su papel. De vez en cuando la futura abuela lanzaba un discreto "no te cases, mi niña" hasta que un día la mamá guardiana recibió una respuesta inesperada y certera. "Mami, tú me tuviste con 17 años y te ha ido bien..." Punto en boca. En pleno embarazo prepararon boda. La imagen que la familia tiene de aquel día es la de unos novios ilusionados camino del altar del brazo de un joven suegro que en cambio recorrió el mismo camino llorando en silencio, conmocionado. Su hija era una niña.
    Desde que el chico supo que sería papá se deshizo en mimos hacia ella. Fue el compañero perfecto. Le animó a seguir los estudios y cambió horarios para llevarla y traerla a clase. De eso hace 20 años, la edad que tiene hoy aquel bebé, hoy una chica muy linda. El amor lo superó todo; ella terminó carrera y él continúa trabajando. La abuela de esta historia es una de las más jóvenes de Canarias y hace días por una serie de carambolas me contó lo que leen. Pedí permiso y aquí la tienen. Que tuvo miedo no lo niega por eso cuando ahora habla de hace 20 años se emociona. Sospecho que lo que le quiebra y enorgullece es comprobar que los chicos temerarios que se embarcaron en la tarea más complicada del mundo, ser padres, atesoraban lo que de verdad importa, amor. Pero no nos engañemos, los abuelos han sido el motor de esas vidas adolescentes, los ojos más atentos del mundo, los mejores vigilantes.
    No los dejaron solos y ahí tienen el saldo más preciado. Compartir su felicidad, que no es poco.

    Conoce el blog de www.marisolayala.com

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook