Blog 
Blog de Marisol Ayala
RSS - Blog de Marisol Ayala

El autor

Blog Blog de Marisol Ayala - Marisol Ayala

Marisol Ayala

La periodista Marisol Ayala es una de las firmas m√°s reconocidas y seguidas de la actualidad de Canarias desde hace m√°s 30 a√Īos, 25 de ellos en La Provincia. Hace cuatro a√Īos se baj√≥ de la vor√°gine de la prensa diaria y dej√≥ el peri√≥dico La Provincia, rotativo al que le unen lazos sentimentales. Hoy...


Archivo

  • 12
    Julio
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Sociedad Las Palmas

    En el filo de la cama

    Hace nada participé en un chat de madres con hijos con problemas mentales; bipolares, paranoicos, especialmente esquizofrenia. En Canarias la asociación que les defiende cifra en 4.000 los afectados. Doce madres con distinto nivel cultural, cada una expresando y compartiendo el tormento mental que viven sus hijos. Unidas por los miedos, en sus intervenciones recorrieron una dura existencia de la que “los sanos” estamos a años luz. Viven la incertidumbre de no saber a quién llamar cuando llega el brote, las agresiones, la imposibilidad de controlarles o tener que denunciar la escasa cobertura sanitaria que hay en Canarias. Las que tienen mejor situación económica han gastado fortunas en intentar normalizar sus vidas con atención privada. Otras dependen únicamente del sistema sanitario público y en ese punto, reconociendo la profesionalidad de los especialistas, psiquiatras, enfermeros, la maraña administrativa se las traga, las agota. Dicen que los recortes sanitarios han afectado con dureza la salud mental y de rebote la vida sus hijos y la de ellas mismas. En casa evitan enfrentamientos, disimulan los insultos o las amenazas. “En situaciones límites”, comenta una, “llamar a la policía y ver a tu hijo esposado en el portal es la escena más dura del mundo. Y lo es porque tú sabes que lo que se llevan no es un delincuente; es un enfermo que con una asistencia más rápida podría aplacar su infierno mental”. Otra recordó que lo peor es que llegado ese momento saben que nunca olvidarán ese día y que redoblarán su capacidad de ira contra la madre o hermano, “los que con dolor lo denunciaron”. Algunas se han atrincherado en una habitación esperando que los medicamentos, si se los toman, hagan efecto pero siendo conscientes de que pronto vivirán la misma escena. Recordaron el hundimiento de sus vidas desde que la esquizofrenia llegó a casa. La mayoría tenía entre 14-16 años cuando la enfermedad asomó su mala cabeza.

    La mayoría se ayuda de ansiolíticos para superar el día a día. “Cuando mi hijo se enfada y se va de casa el dolor me paraliza, no puedo mirarlo, le temo. Luego deambulo por las calles en su búsqueda y cuando lo veo mendigo que regrese. Lo adoro pero la vida a su lado es un pulso eterno”. Lo lamentable es que con más atención médica la mayoría mejoraría su existencia.

    Y digo yo que ahora que estrenamos consejero de Sanidad Jesús Morera tiene la oportunidad de lucirse a poco que haga algo.

     

    www.marisolayala.com

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook