Blog 
Blog de Marisol Ayala
RSS - Blog de Marisol Ayala

El autor

Blog Blog de Marisol Ayala - Marisol Ayala

Marisol Ayala

La periodista Marisol Ayala es una de las firmas más reconocidas y seguidas de la actualidad de Canarias desde hace más 30 años, 25 de ellos en La Provincia. Hace cuatro años se bajó de la vorágine de la prensa diaria y dejó el periódico La Provincia, rotativo al que le unen lazos sentimentales. Hoy...


Archivo

  • 30
    Marzo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Gratitud a los abuelos

    Hace nada celebramos el día de los Padres, en mayo se hará igual con las Madres y en julio, con mucha discreción, casi desapercibido, con los abuelos. Es evidente que el mundo comercial no ve en los abuelos el mismo tirón que el de mamá y papá. Pensiones cortas, gastan poco, dirán,  y es verdad, pero les faltó un dato crucial “y tienen una familia a su cargo”. Hijos y nietos. A esos no les los interesa porque solo piensan en activar la caja registradora con la sentimental excusa de “Día del abuelo”. A otro perro con ese hueso. Los abuelos merecen celebración cada hora; que cada vez que lleguen a casa les recibamos con música y flores. Son gente excepcional que jamás piden nada a cambio, porque se sienten recompensados con los besos emocionados y pringosos de sus nietos o la mirada agradecida de sus hijos. En nuestras vidas todos ellos han dado un paso al frente; nos han ayudado con su sola presencia y colaborado fielmente en la crianza de nuestros hijos incluso obteniendo Cum Laude en la asignatura de “Malcriados”, que ya tiene su mérito, porque malcriados ya los teníamos. De manera que como me parece discriminatorio que el día del abuelo pase sin pena ni gloria hoy les dedico unas letras que compartirán todos. Si digo que los abuelos han sido imprescindibles en nuestras vidas no descubro la pólvora y si añado que hoy lo son más si cabe porque la angustia de pelear un trabajo y afrontar una vida familiar con sueldos recortados es complicada, tampoco miento.

    Muchos ayudan no solo con cuidados; en Canarias mismo hay familias viven un poco mejor, o viven, gracias a pensiones que esos abuelos multiplican como los panes y los peces. Es en la dificultad, cuando, otra vez, esos seres adorables se convierten en la luz confortable de domingo por la tarde. Esa que alumbra sin molestar. Frente a ellos nos quitamos el sombrero porque siendo cierto que hay abusos y episodios de chantajes, aún así se quejan poco. Es lamentable que la sociedad, los políticos, sean capaces de hurtarle una sola atención o los abuelos. A veces digo qué malos abuelos han debido tener los que gestionan nuestras vidas que son insensibles hasta con ellos, con esos que de niños les tomaban de la mano, les colmaban de mimos y con abrazos amorosos les dejaban en la puerta del cole. Esos que siempre llevaban golosinas en los bolsillos.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook