Blog 
Blog de Marisol Ayala
RSS - Blog de Marisol Ayala

El autor

Blog Blog de Marisol Ayala - Marisol Ayala

Marisol Ayala

La periodista Marisol Ayala es una de las firmas m√°s reconocidas y seguidas de la actualidad de Canarias desde hace m√°s 30 a√Īos, 25 de ellos en La Provincia. Hace cuatro a√Īos se baj√≥ de la vor√°gine de la prensa diaria y dej√≥ el peri√≥dico La Provincia, rotativo al que le unen lazos sentimentales. Hoy...


Archivo

  • 21
    Mayo
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Sociedad Las Palmas

    La escalera de Leonor

    La escalera de LeonorSi paramos en “cosas” -Rajoy- que nos avergüenzan vamos un momento al gobierno de Canarias y tocar en la puerta de Iñés Rojas, responsable del ejecutivo canario en el área de Asuntos Sociales. Hablo de la señora de Coalición Canaria que ha engañado miserablemente a una mujer grancanaria, Leonor Pérez, cuya imagen -ahí la tienen en una grabación de La Sexta- subiendo tres pisos con su hijo enfermo a la espalda pone los pelos de punta. Hay que ser políticamente inmoral señora Inés para jugar con algo tan terrible. Hace un mes y medio Rojas, que no se pone ídem, presionada por los medios y al zoco electoral, se acercó a la casa de Doña Leonor, la agarró amorosa por los brazos y le prometió que tendría una casa con ascensor. ”Yo estoy en eso”, dijo solemne. Mentía. No ha hecho nada en las seis semanas de plazo que le dio a la mujer o al menos la realidad es que la buena de Leonor sigue viviendo la misma situación vejatoria de tantos años. Hace dos días ella decía en una cadena nacional –La Sexta- que si la separan de su hijo, que vive en un centro de Día para discapacitados y a quien por la tarde su madre lo carga y lo sube a casa, “me mato”. Sus fuerzas flaquean.

    Señora Rojas haga algo decente antes de dejar el cargo en el que ha sido nefasta y propicie una vida digna a esa mujer y a su hijo enfermo. Si yo fuera usted no dormiría tranquila. Y no dormiría de pensar que tal vez por su culpa, por su desidia, su desinterés y el abandono en el que malvive una persona sea capaz de cumplir su amenaza.

    Vida cuesta arriba la de Leonor, señora Inés.

    Triste, muy triste.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook