Blog 
Blog de Marisol Ayala
RSS - Blog de Marisol Ayala

El autor

Blog Blog de Marisol Ayala - Marisol Ayala

Marisol Ayala

La periodista Marisol Ayala es una de las firmas más reconocidas y seguidas de la actualidad de Canarias desde hace más 30 años, 25 de ellos en La Provincia. Hace cuatro años se bajó de la vorágine de la prensa diaria y dejó el periódico La Provincia, rotativo al que le unen lazos sentimentales. Hoy...


Archivo

  • 24
    Agosto
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La gratitud habló con los pies

    Hay mil formas de gratitud pero hoy elijo la de un niño que amó tanto a sus padres adoptivos que de una manera instintiva desarrolló una leve cojera, la misma que sufría quien le sacó de un centro de menores. Dicen los médicos que es la cojera de la gratitud. Aquel niño es hoy un hombre y habla de sus padres con adoración. Vive en Las Palmas y es un empresario de éxito; sus padres tenían y tienen buena posición económica y el niño de mi historia hoy lleva la empresa familiar. Ha vivido su adopción con tanta alegría, con tanta gratitud, con tanto amor que no ha tenido interés en buscar a sus padres biológicos, ni la más mínima intención de dañar a quienes le sacaron de un mundo incierto. Sabe que ha sido afortunado.

    Un día de hace años un matrimonio canario decidió una adopción pero no quería hacerlo en Canarias donde todo era complicado de manera que viajó a Barcelona y allí inició los trámites. Realizaron varios viajes a esa ciudad hasta que fueron citados en una casa de acogida. Unas monjas les informaron de que habían aceptado su petición pero querían que fueran ellos los que eligieran a uno de los niños del centro. Complicado momento. Pasaron varias jornadas en el internado, en los patios, en los recreos, hablando y mirando. "Me los hubiera llevado a todos", contarían más tarde. En ese recorrido les asignaron como acompañante a un chico de unos diez añitos que les recomendaba a este o aquel pequeño. A cada uno le ponía un adorno... "es bueno", "es tranquilo", "juega bien al fútbol", detalles que a estas alturas ya los conoce toda la familia ya que ellos lo contaron con emoción. Pasaron unas jornadas en la emocionante tarea de elegir un hijo hasta que finalmente las monjas les pusieron plazo al ver que pasaban los días y no había decisión.
    De pronto el hombre se dirigió al niño acompañante y preguntó: "¿Y a ti, no te quiere nadie?" El chiquillo contestó con desparpajo: "Es que soy mayor..." Ya se imaginan el final. Fue el elegido. Ese niño llenó de felicidad a sus padres. Tanta es la admiración que siente por ellos que hasta cojea levemente, como su padre. Los médicos sostienen que nunca tuvo una lesión. Ladea el pie izquierdo. Apenas nada. "Lo quiere tanto que hasta imita su cojera".

    Cuando la gratitud habla con los pies.

    Conoce el blog www.marisolayala.com

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook