Blog 
Blog de Marisol Ayala
RSS - Blog de Marisol Ayala

El autor

Blog Blog de Marisol Ayala - Marisol Ayala

Marisol Ayala

La periodista Marisol Ayala es una de las firmas más reconocidas y seguidas de la actualidad de Canarias desde hace más 30 años, 25 de ellos en La Provincia. Hace cuatro años se bajó de la vorágine de la prensa diaria y dejó el periódico La Provincia, rotativo al que le unen lazos sentimentales. Hoy...


Archivo

  • 21
    Enero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Las 400 camas de Paulino

    El presidente del gobierno canario Paulino Rivero no debe ni leer los periódicos ni los informes técnicos de quienes le asesoran. Ya saben que ha declarado que los hospitales de Canarias tienen 400 camas bloqueadas con pacientes crónicos que teniendo el alta médica siguen en los centros médicos porque los familiares no se los llevan; y no se los llevan, dijo, a pesar de estar en condiciones de permanecer en casa.

    En una entrevista en la Cadena SER Canarias los compañeros no tuvieron que hacer mucho esfuerzo para que Rivero vomitara una de las declaraciones más estrafalarias que se le recuerdan. Paulino, que tiene en su equipo de gobierno a la peor consejera de Sanidad que se recuerda, Brígida Mendoza, –y miren que el techo estaba alto- se tiró a la piscina y cuentan que un rato después practicó aquello de “a conejos idos, palos a la madriguera”, es decir, que dicho lo dicho y difundido por muchos medios nacionales el presidente se asustó y corrió en busca de datos que avalaran su vómito verbal. No se puede meter la pata tanto en tan poco tiempo. Y encima, como quien ha descubierto la pólvora, añadió que tener 400 camas bloqueadas supone un problema porque 'hacen falta' para otros pacientes. Insisto, descubrió la pólvora. Es decir que los familiares no se llevan a sus viejitos y enfermos a casita porque deduce el presidente que es 'una cuestión cultural'. Tócate el pie. ¿Cómo es posible que el Presidente del Gobierno canario se atreva a hablar de oídas y diga semejantes barbaridades?, ¿Es que no sabe que en Canarias hay muchos, demasiados, enfermos crónicos, pacientes socio sanitarios cuyas familias, angustiadas, desbordadas, buscan la manera de colarlos en un hospital general porque ni pueden mantenerles, ni  saben cómo ni aguantan tanto atropello? ¿Es que el presidente del gobierno canario no sabe qué hace ocho años los internistas del Hospital de Gran Canaria Doctor Negrín alertaron en el sentido de que solo en su servicio había unos 200 enfermos sociales en lista de espera para ingresar y que de los pacientes que ocupaban camas un alto porcentaje eran (y son) enfermos sociales?. . ¿No sabe tampoco que Diego Falcón, uno de los facultativos que batalló duro por la mejora de la sanidad en las islas y que fue vigía del Negrín, denunció que el macro hospital Negrín se había convertido más en centro socio sanitario que en un centro médico generalista? ¿Es que Rivero no sabe que la falta de centros para atender a esos enfermos es un clamor social al cual las políticas sanitarias le han dado la espalda? ¿No sabe que la ley de Dependencia, las bajas pensiones o la carestía de una alimentación adecuada imposibilita atender a enfermos crónicos en un hogar acosado por la crisis, por la vida misma? ¿Es qué el presidente de Canarias tampoco sabe que la población envejece y esa situación tenía que haberla previsto desde el punto de vista asistencial hace años? Paulino lleva mil años en la política canaria pero sus declaraciones de ayer demuestran que no se entera o no quiere enterarse de nada pero, bueno, hoy es lógico porque si quien le aconseja es Brígida Mendoza, apaga y vámonos.

    Si leemos (y escuchamos) con detenimiento las declaraciones de Rivero concluimos que lo que vino a decir es que nosotros, los canarios, a los que tanto alaba en sus campañas electorales con aquello de “nuestra tierra, nuestro pueblo” somos una partida de desalmados que abandonamos a nuestros seres queridos en los hospitales porque nos lo pide el cuerpo. Hay que ser tronco. Hasta el más tonto del barrio sabe que los canarios sorteamos las listas de espera y las carencias driblando como podemos a los médicos de urgencias hasta alcanzar una cama y eso es más viejo que mear de pie. Lo sabe todo el mundo menos Paulino. ¿Cree de verdad Rivero que los canarios estamos encantados de ver como en urgencias de los hospitales se amontonan los enfermos sociales a los que les colocan en camillas días y días para alcanzar un ingreso?. No. Los miles de canarios que usan todos los trucos para no abandonar un hospital lo hacen porque están enfermos, carecen de medios, viven asustados y saben que si dejan el centro su cama estará caliente diez minutos. Diez.

    Señor Rivero lo peor ha sido el tono de sus declaraciones, la falta de empatía y el desprecio que percibo en sus palabras. Pedir disculpas sirve de poco cuando alguien te echa una sartén con aceite hirviendo por la espalda.

    Artículo en el blog de Marisol Ayala

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook