Blog 
Blog de Marisol Ayala
RSS - Blog de Marisol Ayala

El autor

Blog Blog de Marisol Ayala - Marisol Ayala

Marisol Ayala

La periodista Marisol Ayala es una de las firmas más reconocidas y seguidas de la actualidad de Canarias desde hace más 30 años, 25 de ellos en La Provincia. Hace cuatro años se bajó de la vorágine de la prensa diaria y dejó el periódico La Provincia, rotativo al que le unen lazos sentimentales. Hoy...


Archivo

  • 07
    Julio
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Sociedad Las Palmas

    Mi padre fue quien bautizó a Germán Dévora, “el maestro”

    Lo supe siempre pero no me atrevía a comentarlo en público. Al fin y al cabo lo sabíamos en casa, lo sabían amigos de la familia y periodistas de la época en la que la Unión Deportiva Las Palmas asombraba en los campos de fútbol en los años setenta, ochenta y eso nos bastaba. Lo cierto es que cada vez que he leído en la prensa, escuchado en la radio o visto reportajes que mencionaban a Germán Dévora como “El Maestro” me ha venido a la cabeza la figura de mi padre escribiendo en su despacho de nuestra casa terrera en Las Alcaravaneras. En alguna ocasión creo haber comentado esa anécdota con mis hijos pero estoy segura de que me escuchaban y luego comentaban entre sí un “es que mamá quiso mucho al abuelo, bobo”.

    ¿De qué estoy hablando?, hablo de que quien bautizó a Germán como “El Maestro” fue mi padre, Antonio Ayala, periodista, Jefe de Deporte de El Eco de Canarias. Tengo idea de que la primera vez que lo llamó así fue en una de sus muchas crónicas sobre el equipo amarillo que publicaba en el diario “Marca” del que era corresponsal. Germán “El maestro”.

    Mi padre fue quien bautizó a Germán Dévora, “el maestro”

    ¿Por qué lo digo ahora y no antes? pues porque ahora dispongo del mejor testigo posible de lo que en casa hemos sabido siempre. El propio Germán. Les cuento. Hace unos meses chateamos en las redes a cuenta de una duda que yo tenía con un reportaje que estaba escribiendo. De la forma más casual y sin ninguna otra intención por mi parte Germán Devora me aclaró las dudas, le di las gracias al tiempo que le comenté un sincero “es que nos unen muchas cosas Germán, mi padre, por ejemplo…”. Me refería a la época más brillante de la UDLP y a su relación profesional con mi padre. Él como jugador de la UDLP, mi padre como periodista. Y fue en esa conversación cuando la leyenda del fútbol canario escribió un breve texto que venía a confirmar que era cierto que nos unían muchas cosas “de hecho”, subrayó, “fue tu padre quién me bautizó “El Maestro”. Hablamos un par de minutos del tema y se acabó.

    Hace unos días, casualidad, ambos compartimos el honor de haber ser nombrados Hijos Predilectos de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria 2015. En los previos al acto celebrado en el Teatro Pérez Galdós hablamos de fútbol, de sus hijos, de los míos, en fin, lo normal entre amigos. “¿Sabes qué Germán?, me apetece contar que fue mi padre quien te “apellidó” “El Maestro”. Lo haré desde que tenga un ratito”. “Hazlo”, contestó, “vas a decir la verdad”. Y aquí la tienen.

    Gracias, Germán.

     
     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook