Blog 
Blog de Marisol Ayala
RSS - Blog de Marisol Ayala

El autor

Blog Blog de Marisol Ayala - Marisol Ayala

Marisol Ayala

La periodista Marisol Ayala es una de las firmas más reconocidas y seguidas de la actualidad de Canarias desde hace más 30 años, 25 de ellos en La Provincia. Hace cuatro años se bajó de la vorágine de la prensa diaria y dejó el periódico La Provincia, rotativo al que le unen lazos sentimentales. Hoy...


Archivo

  • 02
    Septiembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Sociedad Las Palmas

    Muere Mery Malde “La última vedette”

    Con solo cuatro revistas musicales cautivó al público de los años 50. Debutó en 1947 en el Teatro Hermanos Millares y falleció ayer

    En enero del 2007 le hice su última entrevista. Hablamos de su retiro, de su pasión por los escenarios, del amor de su vida.

    “Yo subía, bajaba, cantaba, lloraba, reía…todo me salía bien. Nací artista”.

    La poeta y cantante canaria Trinidad América García Martín, conocida artísticamente como Mery Malde, murió ayer en Las Palmas de Gran Canaria. Nacida en El Refugio, pasó su niñez en Las Canteras. Como primerísima vedette, Mary Malde actuó en los escenarios más importantes de la capital grancanaria a principios de los cincuenta, llenando con éxito el teatro Pérez Galdós, el Cuyás y el teatro de los Hermanos Millares, en el Puerto. Mery, la última vedette, solo trabajó en cuatro revistas musicales sin embargo ese fugaz paso por los escenario fue suficiente para cautivar al público.

    Su vida ha sido una vida marcada por el arte y por el amor. A los pocos años de conocer a su marido, en plena proyección artística, éste le pidió que dejara los escenarios y ella no lo dudó. El día de enero de 2007 que pasó la tarde en su casa escuchándola nombrada su marido y se emocionaba. “Era muy guapo, mucho…. Mi gran amor”. De aquella entrevista guardo muy buenos recuerdos, entre otros, cuando en plena charla Mery se ponía de pie para recitarme las críticas periodísticas que tenía guardada: “Escucha, escucha…” y escenificaba.

    Muere Mery Malde “La última vedette”

    Mientras la salud se lo permitió Mery fue una habitual de las noches de Las Palmas de Gran Canaria a cuyos locales de música en vivo llegada como una estrella, rodeada de familiares y amigos. Luego, cuando el local se quedaban los más allegados Malde le hacía una señal al músico y éste le acompañaba canciones intensas todas relacionaba con sus marido, Andrés Medina, que emocionaban. “Menuda, rubia, ágil, simpática anoche Mery Malde bailó, cantó, recito…”. La crítica se deshacía en elogios”.

    Siembre atesoró un gran sentido del humor y ese halo de estrella que la acompañó hasta el final. Su casa era un museo de fotos,  recuerdos, poesías, música y vida. Anoche su hija Lili, querida amiga, hablaba emocionada y resignada: “Ya descansó. Llevada dos años con la salud muy mermada y aunque como entenderás el vacío que nos deja será eterno, insisto, mamá ya descansó”. Las muestras de cariño recibidas desde que ayer a las 11.00h de la mañana le sobrevino la muerte, han sido muchísimas de admiradores y amigos. 

    La capilla ardiente de Mery Malde se encuentra instalada en el tanatorio de San Miguel (Las Torres). El funeral será el viernes a las 19.00 horas en la parroquia del Cristo, en Guanarteme.

    En el Teatro Hermanos Millares se despidió del mundo artístico con la revista Bongó, con el agradecimiento y el cariño que tuvo siempre al lugar donde nació. Mary Malde recibió numerosos premios y reconocimientos, entre ellos el Premio Ondas 1979, concedido por “unanimidad” al programa radiofónico nocturno La Voz de los Poetas, del que Mery Malde formaba parte. Alguien dijo de la poeta canaria que siempre que recitaba parecía que le cantaba a su playa de Las Canteras, pero también que cuando se escucha su verso, es de tal profundidad, que sobrecoge. Es una roca de misterio, amor y fe, dijo alguien.

    En el extracto de una entrevista publicada en 1980 a Mery Malde y recogida por miplayadelascanteras.com, la artista recordaba los primeros años de su infancia y sus inicios en los escenarios, siendo una adolescente.

    “Yo nací en el nº 12 de El Refugio, y siempre estuve en la playa. Una hermana mía en el cuadril y el otro de la mano. Yo era los pies y las manos de mi madre, porque éramos cinco. Tres hembras y dos varones”, recordaba.

    En aquella época, aseguraba, “¡todo el mundo sabía nadar! ¡Por subsistencia! Porque íbamos a la Peña, a la Peña del Pastel… íbamos a La Barra… pero como se lo dijeran a mi madre… mi madre levantaba por el remo, porque aquello no era una mano… mi madre tenía unas manos divinas, pero eran así… Mi padre jamás me puso la mano encima. Mi madre era mi padre y mi madre. Allí quien llevaba el peso de todo era ella, que era modista”, decía. “Yo vi siempre a mi madre trabajar en la casa. Tenía a los padres con ella, pero no decía nunca ‘tengo a mis padres conmigo’, sino ‘yo vivo con mis padres’, porque si se lo oye mi abuela, mi madre escupe los dientes”, decía con humor.

    A los 16 o 17 años decide ser artista. “¡Fui artista desde chica! Me subía mi padre sobre la mesa de un restaurante que se llamaba El Rayo, y allí cantaba tangos, fados, lo que me echaran. El teatro fue después. Yo cantaba, bailaba, recitaba, era todo en uno. Mi madre me decía que era aprovechable”, concluía la artista.

    La capilla ardiente de Mery Malde se encuentra instalada en el tanatorio de San Miguel (Las Torres). El funeral será el viernes a las 19.00 horas en la parroquia del Cristo, en Guanarteme.

    www.marisolayala.com

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook