Blog 
Blog de Marisol Ayala
RSS - Blog de Marisol Ayala

El autor

Blog Blog de Marisol Ayala - Marisol Ayala

Marisol Ayala

La periodista Marisol Ayala es una de las firmas más reconocidas y seguidas de la actualidad de Canarias desde hace más 30 años, 25 de ellos en La Provincia. Hace cuatro años se bajó de la vorágine de la prensa diaria y dejó el periódico La Provincia, rotativo al que le unen lazos sentimentales. Hoy...


Archivo

  • 31
    Enero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Vivir con un pederasta

    Hace unos meses conocí a una de esas heroínas anónimas. Una mujer nerviosa de pelo negro, alta y delgada. Ambas hemos decidido que jamás desvelaríamos su identidad y así será. Su caso es tan tremendo como lo es haber vivido maltratada, violada, sometida, golpeada por un pederasta, su marido. A él le gustaban los niños y se lo dijo; su actividad deportiva, la de él, le permitió durante años tenerlos a su alcance, a su merced. Parece duro pero es real. Hay pruebas pero dudo que ella las muestre. El delito ya ha prescrito y nada hay que hacer en lo judicial pero merecería el peor castigo. Ella, por proteger a hijos del monstruo, lo soportó todo. No podía denunciar. No podía… No era fácil, se jugaba la vida y la de sus hijos. Los que usan galones y pistolas son así…

    Conocerla, hablar, ha sido una de las mayores satisfacciones que hemos recibido de nuestro libro La Secta del kárate. Lo leyó y se ha identificado tanto con lo leído que reconoce escenarios nombres, condenados…Sus hijos eran deportistas… El libro le ha servido para abrirle los ojos y confirmar años de evidencia, de sospechas, de pavor cuando la cerradura era visitada por una llave. Leerlo, digo, le dio fuerza a la mujer que he conocido para echarlo de casa; para sacarlo de casa ante el temor de verse en la prensa. Mi nueva amiga me buscó desde que presentamos el libro en el Cicca y por fin hablamos. Cuánto dolor percibí en esa mujer. Estos delitos no debían prescribir nunca, pero que no cante victoria porque está localizado y lo sabe.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook