Blog 
Caminante de Triana Calle Mayor
RSS - Blog de jesus socorro moreno

El autor

Blog Caminante de Triana Calle Mayor - jesus socorro moreno

jesus socorro moreno

Marino Mercante miembro del COMME.

Sobre este blog de Las Palmas

Relatar, con romanticismo, las viejas y las tecnologías nuevas en nuestra ciudad con un aire de nostalgia. De punta a punta


Archivo

  • 03
    Mayo
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Caminante de Triana Calle Mayor

    ALFONSO MUÑOZ

    ALFONSO MUÑOZALFONSO MUÑOZ

    Erase una vez que se era, un Capitán de la Marina Mercante, nacido en Almería y afincado en Tenerife. Navegante de buques petroleros, en nuestras casas de Las Palmas nunca sabremos que el gas butano que consumíamos en la cocina antes de la llegada de las planchas vitro cerámicas, o en los establecimientos de hostelería los transportaba Alfonso en el entrañable Guanarteme, de la no menos familiar naviera canaria Petrogás.

          Se incorporó a la Corporación de Prácticos del Puerto de la luz, las Palmas y Salinetas; con los cambios de la democracia, como técnico experto en el manejo de buques tanque. Se estableció con su familia en la capital grancanaria. Durante cientos de jornadas de guardia subiendo y bajando de los buques que entraban, salían y se movían dentro de puerto. Desde la flota rusa con los arrastreros que por decenas utilizaban las instalaciones portuarias para reparar, abastecerse, cambiar de tripulación, sus cargueros que para salvar las distancias y los inconvenientes aduaneros de la época, traían los respetos, los buques factoría, gigantescos portadores de maquinaria transformadora de la materia prima marina. Los bulkcarriers cargados de cereales, procedentes del otro lado del Atlántico, los ferries como el Berolusiya y otro tipo de cruceros turísticos, que eran usuarios del puerto. Los buques fruteros de la zafra del tomate, buques rápidos, muchos de ellos japoneses que a todas horas entraban y salían para aprovechar las mareas de los puertos ingleses. Asesorando a la inmensa cantidad de capitanes de buques de pasaje nacionales que entraban y salían a diario del puerto, sobre mareas, vientos y demás incidencias náuticas. El posterior desarrollo de estos buques con sus hermanos gemelos de transporte, los rollones que a diario frecuentan nuestro puerto.

       Siempre con la sonrisa bajo su inmenso bigote. El fairplay hizo que sus compañeros lo destinasen como representante de sus intereses profesionales y así se hizo conocer de los despachos ministeriales del ramo sin para ello descuidar sus quehaceres portuarios, representante de su profesión en decenas de Congresos Internacionales y Nacionales a lo largo y ancho de la geografía, ya fuese en Egipto o en Argentina. No queremos que las personas que lo hemos conocido y el buen quehacer profesional no sepan de la garantía que su gran figura, representaba al acercarse con la embarcación de prácticos, a la escala de los buques. Recordamos su figura junto al capitán del Queen Elizabeth II en una de las últimas recaladas, en la portada de un anuario de la Autoridad Portuaria.

       Junto a su familia sigue pendiente del devenir de sus compañeros, las famosas comidas de los viernes con los habituales de la misma. El puerto es un inmenso semillero de situaciones profesionales agradables y lugar de origen de relaciones humanas infinito a lo largo de los días y de las noches. Los abrigados chaquetones de madrugada y las camisas blancas de los días calurosos dan buena cuenta de ello.

          

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook