Blog 
Causas perdidas
RSS - Blog de M. Vallés

El autor

Blog Causas perdidas - M. Vallés

M. Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Nacional

Una cuenta atrás hacia las elecciones más importantes (y previsibles) de la democracia reciente.


Archivo

  • 04
    Noviembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    CIS: Preferir a Rubalcaba, votar a Rajoy (-385 horas)

    Del sondeo preelectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas se desprende que la solución para Rubalcaba sería presentarse en Grecia, donde gozaría de mejores expectativas que en España. La apabullante victoria del PP, por un margen de 74 escaños, esconde sorpresas difíciles de conciliar con la derrota abismal del PSOE. Por ejemplo, si Rajoy se dispone a obtener más de 190 diputados, y Rubalcaba quedará por debajo de los 120, ¿cómo se explica que el candidato socialista sea mejor valorado que el popular a menos de un mes de las elecciones, en la relación de 4.54 a 4.43?

    El CIS ordena a casi la mitad de los ciudadanos –46.60 por ciento– que voten al PP. Sin embargo, un 72 por ciento de los encuestados confiesan su "poca o ninguna confianza" en Rajoy. Es decir, al menos uno de cada cinco votantes populares van a respaldar a alguien en quien no creen. La cifra real se acercará a la mitad de los sufragios de la derecha. La desconfianza en Rubalcaba es inferior, del 69 por ciento. El candidato socialista también aventaja al conservador en el segmento de "mucha o bastante confianza", con un margen de 27 a 26.

    Por tanto, miles de españoles que confían en Rubalcaba y desconfían de Rajoy se disponen a votar al PP. Por si todavía no les he convencido, el CIS decreta una diferencia de 17 puntos a favor del PP, suficientes para que en España deje de hablarse de bipartidismo y se instaure el partido único. Ahora bien, en la muy explícita pregunta ""Entre Rubalcaba y Rajoy, ¿cuál preferiría que fuese el presidente del Gobierno tras las elecciones", la diferencia a favor del candidato popular se reduce a menos de dos puntos, 38.8 a 36.9. De nuevo, miles de votantes que consideran mejor presidente a Rubalcaba, se disponen a votar a Rajoy. Sólo caben dos conclusiones a este cúmulo de contradicciones. Primo: Un improbable error morrocotudo del CIS. Secundo: No se vota a Rubalcaba ni a Rajoy, tampoco en contra de ellos. Se vota contra Zapatero –la peor valoración de la clase política, un índice de desconfianza del 85 por ciento–, y no hay fuerza humana que frene el odio cerval y exagerado al presidente del Gobierno.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook