Blog 
Causas perdidas
RSS - Blog de M. Vallés

El autor

Blog Causas perdidas - M. Vallés

M. Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Nacional

Una cuenta atrás hacia las elecciones más importantes (y previsibles) de la democracia reciente.


Archivo

  • 03
    Abril
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Todoterreno Aguirre

    Un ciudadano desoye la citación oficial?para multarle, se monta tan campante en su vehículo y, al fugarse, arrolla la moto de uno de los agentes. A la persecución subsiguiente se suma un coche de la policía local, que ordena sin éxito al infractor que detenga su coche. Todo lo anterior ocurre en medio del vértigo del tráfico de una gran capital. El ciudadano introduce el vehículo en su aparcamiento privado. A continuación, dos miembros de su seguridad pagados por los restantes contribuyentes negocian una solución pactada con los agentes, quién dijo intimidación o amedrentamiento. ¿Dónde habría pernoctado el artista que hubiera desarrollado una ‘performance’ tan ejemplar?, ¿dónde queda el plus de responsabilidad que se le debe exigir a un cargo político?

    En cambio, Esperanza Aguirre no solo es inocente, sino que además se proclama una víctima del acoso policial concertado por los agentes de movilidad y la policía para desacreditarla, sin desdeñar la posible participación del FSB de Putin. Más ultra que liberal, Esperanza todoterreno predica que “la calle es mía”, como su añorado Fraga. Ahora se entiende mejor su defensa de Carromero. 

    Las plumas a sueldo, que hablarían de terrorismo urbano con otro protagonista, se afilan para proteger a su capitana. A Aguirre le sobran micrófonos para atender a sus torpes excusas, y los servicios punitivos del Estado andan muy ocupados multando a manifestantes que –horror– pretenden rodear el Congreso que avala esta extraña concepción de la ley. El Gobierno debe exigir de inmediato una investigación. De los agentes que pretendían multar a Aguirre, por supuesto.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook