Blog 
Cine de Actualidad
RSS - Blog de Antonio Madrid Cervera

El autor

Blog Cine de Actualidad - Antonio Madrid Cervera

Antonio Madrid Cervera

- Hildebrando era el seudónimo de Antonio Madrid Cervera, cuando fue comentarista de cine en un blog de la Provincia digital desde 2008 a 2012. utilizándolo actualmente para este blog. Es miembro de la Asociación de Cine Vértigo desde aproximadamente una década.

Sobre este blog de Cine

- CRÍTICA Y COMENTARIOS SOBRE PELÍCULAS DE ACTUALIDAD por Hildebrando


Archivo

  • 14
    Febrero
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cine Las Palmas

    Toni Erdmann de Maren Ade

    “Toni Erdmann” de Maren Ade

    Premio a la Mejor Película de Cine Europeo 2016

     

    Toni Erdmann de Maren Ade

     

    Las sensaciones comparadas

     

    La búsqueda de la felicidad en una Alemania o en una Europa moderna puede definir a la perfección la película que ha ganado el premio de Cine Europeo de este pasado 2016 a la mejor Película: “Toni Erdmann” de Maren Ade. Una coproducción germano-austriaca.

    ¿Cómo ser feliz en una sociedad que aplasta al individuo...?, en una sociedad que lo ahoga y sobre todo en la que ese individuo no sabe cómo ser feliz; que no sabe qué necesita para ser feliz, que no sabe que puede serlo con pocas cosas…

    La pérdida de la identidad y sobre todo la pérdida de la personalidad son las claves de una película ácida escrita en clave de comedia y que nos lleva a intuir la realidad de muchas personas en esta Unión Europea. La acción transcurre a caballo entre Alemania y Rumanía y se podría trasladar a cualquier realidad cotidiana subyacente en este Estado español o en entornos europeos de clase media, media-alta, o posibles ejecutivo/as en los que dependen sus vidas de trabajos para los que son meros engranajes en una cadena, pero que cuyas empresas venden estatus, que por supuesto no son reales, y ellos o ellas los compran.

    Toni Erdmann de Maren Ade

    Si entramos en la retórica de “No sé que no soy feliz”. -¿Dos negaciones hacen una afirmación?-. La dificultad no radica en saber cuándo no se es feliz, porque eso en el fondo se sabe, sino en saber si existe alternativa. La vorágine diaria embulle a ese individuo de tal manera que no encuentra salida.

    Ésta película nos presenta la idea de que sí hay salida, pero hay que saber buscarla y hay que saber entenderla. No es fácil renunciar a valores artificiales consumistas, después de todo es cómodo, pero… ¿a qué precio? Al final la propia película nos da una o dos visiones: Una profesional y otra personal en la que realmente se puede ver el final del túnel; en un túnel en el que sólo se puede intuir que se está.

    El film es sobrio, serio y narra la historia breve (breve por lapso de tiempo en el que trascurre, tres o cuatro días) de un padre en la senectud que va -desde algún lugar indeterminado de Alemania a Bucarest- a ver a su hija por su cumpleaños. Se trata de una mujer madura, ejecutiva de altos vuelos. Planteándole la disyuntiva: Si lo tienes todo ¿Por qué no eres feliz? A lo que ella no sólo no contesta, sino que contraataca con él “y tú más” (famoso ya) o él “y tú menos”, para éste caso.

     

    Toni Erdmann de Maren Ade

    A partir de aquí el padre intentará todo tipo de artimañas para demostrarle a su hija que hay alternativas y que él sí ha conseguido lo que quiere en la vida, aunque no tenga un reconocido puesto en ella.

    En ésta, como en todas las buenas películas lo importante no es lo que se diga, que también, sino cómo se diga y que la atención del espectador no decaiga en ningún momento. Este film consigue todo eso, ya que además del trasfondo filosófico, tiene ciertas licencias novedosas en el guión que permiten mantener esa atención, aunque es realmente larga -dos horas y casi tres cuartos, encuentro un exceso de metraje de aproximadamente cuarenta minutos-, con dos horas hubiera bastado para contar lo que se pretende en esta cinta.

     

    Toni Erdmann de Maren Ade

    Ya entrando en la propia película:

    La dirección de Maren Ade está lograda, quizá con la salvedad de la largura ya comentada. El guión, también de Ade, (ya se ha expuesto aquí también), parece fresco y con giros que recuerdan a la comedia italiana del cine de los 70.

    La actuación, tanto de Peter Simonischek –que interpreta al padre de la chica, Wilfred Conradi o Toni Erdmann-, como la hija, Sandra Hüller que hace de Ines Conradi son correctas, aplicando esta palabra también a los secundarios que no son conocidos fuera de sus países (por lo menos en España) y por ende en el resto de Europa.

    En cuanto a los premios de momento: Los de Cine Europeo, el ya citado a la Mejor Película, al Mejor Director, Guión, y Actor y Actriz principales; así como la nominación al “Óscar” a la película de habla no inglesa por parte de Alemania.

    En definitiva una buena película y muy recomendable para los tiempos que corren.

     

     

    Hildebrando

    Febrero 2017. 

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook