Blog 
Como una brisa de esperanza
RSS - Blog de Luz de Esperanza Luz de Esperanza

El autor

Blog Como una brisa de esperanza - Luz de Esperanza Luz de Esperanza

Luz de Esperanza Luz de Esperanza

Quiero dedicar estas palabras a todo aquel que tiene a un familiar en la UVI. Sí, como a tí Carmen Delia, o a cualquiera de tus hermanos, o a tí Sonia, como a tantos otros que no conozco. ...

Sobre este blog de Sociedad

Quisiera ayudar a tantos que lo necesitan!!!!. Tanto internet, tanto movil, tanto blackberry. Pero nada. Sigue faltando comunícación. Comunicación humana, sincera, de corazón. Pienso que los verdaderos sentimientos no salen a la superficie de esos medios. Y lo verdadero, lo auténtico, y sincero, se ...


Archivo

  • 11
    Abril
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    AL DESNUDO

        Desprenderse de aquellos sentimientos de culpa por ser como uno es. Por no dar la imagen que todos esperaban de nosotros. Que triste y que vacío.

        Depender de quién nos mira, de cómo y donde. Por eso, negar ser tú?. Merece la pena?.

        Y a la vez, dar a conocer al mundo solo una parte de nosotros, de mí. No seré tonto, no lo seré más.

        Habré sido débil por no haberme llenado de valor y ser dominado por el temor. Pero eso ha de acabar, no puede seguir así.

        Quiero cambiar y no ser aquel que siempre fui y que no era. Lucharé por mi yo interno.

        Aquella voz que dice por mis adentros "Nadie como tú", la tengo que escuchar y hacerle caso.

       Empezaré a soñar con los ojos abiertos. Contaré mis sueños. Echaré a volar, con mis alas, subiré por los aires, me mezclaré entre las nubes blancas de algodón. Acariciaré la suave textura de la dulce brisa que me rodea.

        El futuro empieza a brillar y me devuelve la seguridad que siempre quise tener. Olvido el dolor, la tristeza y la espera por que llegase este momento tan dulce.

        Me acuerdo del que antes fui, y me veo diferente y distinto. Como un extraterrestre que nunca fui y que siempre me sentí.

       Como si la sangre que corre por mis venas, lo hiciera ahora con más ímpetu, con más calor y mayor emoción.

       Siento que los poros de mi piel se engrandecen, se estimulan, para poder absorber tantas sensaciones.

       A veces nos preocupa amar, pero por qué, por qué?. No temo, no, ya no. Es dulce, es sorprendente, sin límites, sin reglas.

        Amor.

        Amor de madre, único,

    amor de hijo, trozo de mí,

    amor apasionado de pareja, sin condiciones,

    amor al amigo, que siempre está ahí.

        Amor al aire que respiro, amor a la vida. A ese día que va a amanecer, que me abraza con su Luz, con su color. Lleno de vida, de ilusiones, de Esperanza.

        Lo amo, sí lo amo,

    amo lo que veo y lo que se oculta en el mañana,

    lo simple y lo complejo,

    lo que veo y lo que se insinúa,

    quiero amar lo que doy y lo que recibo,

    amar lo que digo y me dicen.

        De qué me sirve la vida si no cumplo la ilusión que tengo dentro. Escucha bien lo que te digo, quizás no haya otra ocasión, y luego me arrepienta.

       Dichosa fortuna que siempre me acompañas, no me abandones ahora. Tenía que elegir otro camino, de no ser así, para qué sirve esta vida loca?.

       Vida, no me abandones sin darme la oportunidad que me merezco. Un mundo desconocido que nunca había visto antes. Lo deseo, quiero entrar en él.

       Quiero entrar en el mundo de la ternura. Lleno de besos, de palabras tiernas que me llegan al corazón. Todos buenos sentimientos que según los vivo, los saboreo, y noto que crezco, que me hacen mover esas alas que ya sentía. No huyo de nada, no huyo de nadie. Sólo me acerco al más allá que parecía inalcanzable.

       Con solo acercarme a la línea de la frontera, se me eriza mi bello, más late mi corazón, todo mi ser tiembla. Porque no estoy ya aquí, estoy allí, en el cielo. En lo mas alto. Encendida ya mi alma,

    cada espacio de mi cuerpo,

    de mi ser.

       Ya casi no siento más dolor que el pensar que un día todo acabe. Disfrutaré del momento, de los días, de cada segundo. Lamentaré parpadear, porque perderé esas décimas de oscuridad de mis ojos.

       No me lo quiero perder, no lo haré. Quiero verlo, quiero sentirlo, amarlo y crecer en él.

       Despojarme de prejuicios, temores y normas. Malicias, teorías e historia quedan atrás. Fuera de mí.

       Desnudar mi alma y vivir en ese fantástico mundo de amor y libertad.

       Mi mundo, tu mundo, su mundo. El sincero y humano mundo al desnudo.

     Â¡Vívelo igual¡

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook