Blog 
Como una brisa de esperanza
RSS - Blog de Luz de Esperanza Luz de Esperanza

El autor

Blog Como una brisa de esperanza - Luz de Esperanza Luz de Esperanza

Luz de Esperanza Luz de Esperanza

Quiero dedicar estas palabras a todo aquel que tiene a un familiar en la UVI. Sí, como a tí Carmen Delia, o a cualquiera de tus hermanos, o a tí Sonia, como a tantos otros que no conozco. ...

Sobre este blog de Sociedad

Quisiera ayudar a tantos que lo necesitan!!!!. Tanto internet, tanto movil, tanto blackberry. Pero nada. Sigue faltando comunícación. Comunicación humana, sincera, de corazón. Pienso que los verdaderos sentimientos no salen a la superficie de esos medios. Y lo verdadero, lo auténtico, y sincero, se ...


Archivo

  • 01
    Febrero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    CADA DÍA MÁS TE ENTIENDO, CADA DÍA MÁS TE QUIERO, CADA DÍA MÁS TE NECESITO.

     

    (Podríais pensar que la letra no viene al tema del blog. Da igual. Me gusta oirla de fondo, porque despierta un ambiente muy sensual, casi mágico, y me gusta sentirme así, cuando escribo o leo algo escrito como esto, escrito con el corazón. Perdonad mi atrevimiento si lo estropeo. Da igual, yo, soy así de "imperfecto". Espero aún así, que les guste. ¡Ah! y muchas. No muchas no, mil, eso, mil gracias por dejarme expresarme aquí, y que me lean, es para mí, un soplo si, de esperanza) 
     
     
                Sé que cuando me encuentro indefenso y necesitado de alguien que se dedique desinteresadamente de mí, siempre podré recurrir a ti.
    Y lo pienso ahora, que reconozco cuantas veces te dejé a solas, yo por ahí, de fiesta o con amigos, y tú, en el rincón de mi olvido, esperando a que yo volviese.
     
     
     
                    Cuántos momentos vivo, en que necesito de alguien que me dé su mano, para que me ayude a caminar en los terrenos movedizos de la vida.
    ¿Cuánto no necesitas tú de mi mano para salvar pequeños obstáculos en tu lento caminar?.
     
     
     
                Recuerdo circunstancias en que no vocalizo bien algunas palabras nuevas, tecnológicas, o de esta nueva sociedad moderna. Y me miran con esos ojos, y poniendo unas caras que... .
    Fuiste tú, mamá, quien me enseñó a hablar y escribir, lo que a mi edad sé, lo sé por ti.
     
     
     
                Si tengo dudas de lo que debo o no hacer, me gustaría tener un hada madrina, que consiguiese desenredar de mi cabeza, tantas ideas, tantas dudas.
    Tú eras quien sabía lo que yo necesitaba, ya desde que era un bebe, con sólo mirarme a los ojos y ver mi semblante.
     
     
     
                Que fantástica sensación cuando en ocasiones, me dicen dos palabras, y me creo más querido. Entiendo por qué dices que no te doy más besos, por qué no te digo un simple “mamá”, o mejor aún,  un “te quiero”. Lo más sencillo y natural del mundo. Ignorante de mí, que poco te lo digo, y lo feliz que te hace que te lo diga.
     
     
     
                Oigo los grillos de la noche fría y oscura de las dudas, y necesito alguna luz que me ayude.
    ¡Pero si eras tú! Que cuando estaba enfermo en mi cuarto, con tan sólo aparecer tú, lo malo atenuaba, y la necesidad de tu compañía, más se acrecentaba.
     
     
     
                Lo mayor que me siento, que me parece ya todo vivido, como sin ganas.
    Es cuando estoy contigo, cuando tantos y tantos buenos recuerdos vienen a mi mente, y explorándolos, me animan a estar un año más aquí, porque el saber que tú siempre estarás en este mi mundo, me ayuda a seguir en él, a veces disfrutando, otras sufriendo, en esta vida que me ha tocado vivir.
     
     
     
                Que me lastimen si son felices haciéndolo, pero a ella, ni la rocen, porque mi madre lo dio todo por mí, y a ella, le debo lo que soy.
               

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook