Blog 
Como una brisa de esperanza
RSS - Blog de Luz de Esperanza Luz de Esperanza

El autor

Blog Como una brisa de esperanza - Luz de Esperanza Luz de Esperanza

Luz de Esperanza Luz de Esperanza

Quiero dedicar estas palabras a todo aquel que tiene a un familiar en la UVI. Sí, como a tí Carmen Delia, o a cualquiera de tus hermanos, o a tí Sonia, como a tantos otros que no conozco. ...

Sobre este blog de Sociedad

Quisiera ayudar a tantos que lo necesitan!!!!. Tanto internet, tanto movil, tanto blackberry. Pero nada. Sigue faltando comunícación. Comunicación humana, sincera, de corazón. Pienso que los verdaderos sentimientos no salen a la superficie de esos medios. Y lo verdadero, lo auténtico, y sincero, se ...


Archivo

  • 04
    Diciembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    EL REGALO DE LA VIDA CON SU LUZ AL FONDO DEL OSCURO TÚNEL

     

             Gracias por lo que me has dado.
             Tú, que me has dado las letras para expresar mis sentimientos más profundos. Que me distes la posibilidad de llorar mis penas, de sonreír las alegrías, de querer lo que más me gustó, y de ser querido por quien le gusté.
             Sentir la calma después de la tormenta de los malos momentos, y acariciar la noche tras el día.
             Tengo en mi bolsillo sólo recuerdos, que cojo con mis manos, observo con mis ojos desesperados, cuando me siento incomprendido, asustado, melancólico.
             Me distes un corazón sensible, frágil y emocionante.
    Me distes estos oídos, que disfrutan cada vez que me susurran lindas palabras.
    Esta piel que se ruboriza cuando es acariciada.
    Esta mente, que guarda en su interior mi alma, mi ser, mi mundo, mis sueños.
             Gracias
     No sé cómo se puede agradecer tal regalo, como demostrar la fe que tengo en ella, de que me cuida, que me cuidará siempre.
    Me das suerte, me das energía en las tardes oscuras de lluvia.
    Me das compasión en las tristezas, das cobijo cuando estoy en las tinieblas. Siento tu calor en las frías noches, y me siento arropado en los vacíos.
             Cuántas cosas me has dado, y yo, ahora, te quiero decir como me siento por lo que me has dado sin yo pedirlo.
             Gracias, gracias a ti.
             Vida.
             En algunos momentos quiero perderte. Pero al momento digo no. No soy quien para no desearte. Son tantas las cosas que me has dado, que, ¿Cómo decir que deniego de ti?
             Aunque esté inmerso en un túnel largo y oscuro, como ahora, no lo desearé. Sabré ver siempre un haz de luz, que por pequeño que sea, me mantendrá unido a ti, vida.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook