Blog 
Como una brisa de esperanza
RSS - Blog de Luz de Esperanza Luz de Esperanza

El autor

Blog Como una brisa de esperanza - Luz de Esperanza Luz de Esperanza

Luz de Esperanza Luz de Esperanza

Quiero dedicar estas palabras a todo aquel que tiene a un familiar en la UVI. Sí, como a tí Carmen Delia, o a cualquiera de tus hermanos, o a tí Sonia, como a tantos otros que no conozco. ...

Sobre este blog de Sociedad

Quisiera ayudar a tantos que lo necesitan!!!!. Tanto internet, tanto movil, tanto blackberry. Pero nada. Sigue faltando comunícación. Comunicación humana, sincera, de corazón. Pienso que los verdaderos sentimientos no salen a la superficie de esos medios. Y lo verdadero, lo auténtico, y sincero, se ...


Archivo

  • 11
    Octubre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Escaparate virtual

     

       Ahora vuelvo a entrar en este escaparate, y qué bien me siento aquí.
       Como fugitivo escondido en este abstracto lugar, lejano y cerca a la vez. Con tantas ganas, y con tanta necesidad de utilizar este lenguaje espontáneo, que sale de mí como el aire al respirar.
       Lo difícil que es hablar cara a cara, y lo fácil que expreso aquí mis sentimientos, que siento que me sobran las palabras, que tan solo un espacio, un vacío, ya dice mucho de mí.
       Lo fácil que me es abrir ahora mi corazón, y que florezcan libremente mis secretos.
       Obsérvame, léeme, conóceme, entiéndeme.
       ¿Tan extraño soy?
       Si me miras, mi corazón crece más, si me entiendes, más creeré en mí. Si me acaricias con tu presencia, mi corazón se hará tan grande, que no cabrá en este escaparate.
       Me ves como nunca me habían visto, me despojo de los tapujos de la vida cotidiana, y mis poros respiran libertad sincera.
       No digas sabiduría, no digas que se trata de un genio de la lámpara. Dí que simplemente soy yo.
       ¿Entenderías si te digo que siento que suplicas a mi alma? Que me haces entrar con la justa oscuridad, en un cuento, y que tú haces linda esta historia, la historia que escribo aquí, y que me ha hecho preso de ella... y de ti.
     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook