Blog 
Como una brisa de esperanza
RSS - Blog de Luz de Esperanza Luz de Esperanza

El autor

Blog Como una brisa de esperanza - Luz de Esperanza Luz de Esperanza

Luz de Esperanza Luz de Esperanza

Quiero dedicar estas palabras a todo aquel que tiene a un familiar en la UVI. Sí, como a tí Carmen Delia, o a cualquiera de tus hermanos, o a tí Sonia, como a tantos otros que no conozco. ...

Sobre este blog de Sociedad

Quisiera ayudar a tantos que lo necesitan!!!!. Tanto internet, tanto movil, tanto blackberry. Pero nada. Sigue faltando comunícación. Comunicación humana, sincera, de corazón. Pienso que los verdaderos sentimientos no salen a la superficie de esos medios. Y lo verdadero, lo auténtico, y sincero, se ...


Archivo

  • 28
    Noviembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Historias extrañas pero reales. ¿Felicidad inalcanzable?

       Teresa es una mujer de mediana edad, corazón partido porque le atormentaba una enfermedad incurable que le impide tener hijos, despojándole de la ilusión de tener nunca alguien a quien poderle decir "te quiero hija".

       Aún así, tenía a Lourdes. Linda niña, de sonrisa contagiosa y ojos llenos de vida. No, no es su hija. Sólo está acogida en su casa, y ya lleva unos añitos, pequeños como Lourdes, grandes para Teresa, siempre a la espera de que suene el teléfono, el timbre de la puerta, o la llegada del cartero, trayendo noticias desagradables informándola de que llegase el momento del final de esa custodia transitoria. Agonía el paso del tiempo, años con sabor agridulce.

       Llegó una carta, pero no la que tristemente esperaba Teresa. Decía entre líneas: "¿Quiere finalmente adoptar legalmente a Lourdes como su propia hija?". Ella se dijo: "¿Cómo podría decir que no? ¡Es lo que siempre he deseado y nunca me concedieron!

       LLuvia de lágrimas cayeron de las nubes de dudas. Por fin llegaba la luz que siempre deseó, y casi ni se lo cree. ¿Estará ya cerca esa felicidad que deseaba?

       El padre de la pequeña no sería ya obstáculo, había fallecido por sobredosis. La madre, había denegado la custodia de la niña, desde su primer mes de vida.

       Teresa está como loca de aquí para allá. No recuerda haber dado tantas vueltas, ni rellenar tanto formulario para conseguir algo de la administración. No se rinde por conseguir esa felicidad inalcanzable.

       Lo que más le impulsa en su lucha, es saber que en Lourdes corre sangre de su sangre, y que deben pertener la una a la otra, porque la madre biológica es la hermana de la desdichada Teresa.

       Surgió una pega más, le piden una fe de fallecimiento del padre biológico. No se lo dan porque ella no tiene parentesto legal alguno con él. ¿Lo conseguirá? ¿Conseguirá finalmente alcanzar esa felicidad inalcanzable?

     

     

     

     

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook