Blog 
Como una brisa de esperanza
RSS - Blog de Luz de Esperanza Luz de Esperanza

El autor

Blog Como una brisa de esperanza - Luz de Esperanza Luz de Esperanza

Luz de Esperanza Luz de Esperanza

Quiero dedicar estas palabras a todo aquel que tiene a un familiar en la UVI. Sí, como a tí Carmen Delia, o a cualquiera de tus hermanos, o a tí Sonia, como a tantos otros que no conozco. ...

Sobre este blog de Sociedad

Quisiera ayudar a tantos que lo necesitan!!!!. Tanto internet, tanto movil, tanto blackberry. Pero nada. Sigue faltando comunícación. Comunicación humana, sincera, de corazón. Pienso que los verdaderos sentimientos no salen a la superficie de esos medios. Y lo verdadero, lo auténtico, y sincero, se ...


Archivo

  • 16
    Febrero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    HOY. UN ANTES Y UN DESPUÉS

     

       Parece que ocurrió en un piz paz, pero pasó mucho tiempo del principio al final.
       Ahora pienso, y preguntas se me vienen a la cabeza, remolinos de hojas secas, desordenadas tras la tormenta.
     ¿Fue un sueño? ¿Una pesadilla? ¿O simplemente un huracán en mi vida?
     Siempre estuve allí, atrapado en una esquina. Cobijo de la esperanza, de que fuera de allí, habría un mundo de ilusiones.
     
       Ya noto el abrir de mis ojos, despertando del letargo en que se encontraban dormidos.
       Siento el resplandor de una nueva vida, porque lo ocurrido, ya forma parte del pasado.
       No me arrepiento, no lo siento,
    porque créeme que no miento, fui honesto.
     
        Esto no es un final, no lo miro yo así.
        Es el principio, de una nueva etapa.
        Y no temo por ella, porque el cerrar de una puerta en mi vida, me da fuerzas para abrir la persiana de una ventana, que siempre supe que existía.
       Llena de luz, de calor, de esperanza, que tanto necesito, y que en ella encuentro.
       Fuertes bisagras la sujetan, resistente barniz la protege,
    a ella me agarro, porque en ella confío.
     
      Ahora si. Apagaré la luz del pasado.
      Porque ahora, he de encender la antorcha del futuro.
     
     ¿Desearme suerte? Bueno, ¿Por qué no? Aunque suerte, eso si que llevo mucho aquí a dentro en este reloj que llevo en mi pecho.
      Desbordado corazón, lleno de paz, de personas que tienen fe en mí, de palabras lindas, sentimientos cariñosos, besos, lágrimas, compromisos, abrazos... teniendo todo esto, la suerte, la tengo asegurada.
     
     
    A este aire que ahora me envuelve,
    le mando estas letras,
    para que lleve este mensaje,
    a las personas que más quiero.
     
     No una ni dos, sino mil, mil gracias por lo que muchos me demuestran y tanto agradezco. A vosotros, mi agradecimiento, y les prometo, que los próximos capítulos, serán... sabor a miel.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook