Blog 
Como una brisa de esperanza
RSS - Blog de Luz de Esperanza Luz de Esperanza

El autor

Blog Como una brisa de esperanza - Luz de Esperanza Luz de Esperanza

Luz de Esperanza Luz de Esperanza

Quiero dedicar estas palabras a todo aquel que tiene a un familiar en la UVI. Sí, como a tí Carmen Delia, o a cualquiera de tus hermanos, o a tí Sonia, como a tantos otros que no conozco. ...

Sobre este blog de Sociedad

Quisiera ayudar a tantos que lo necesitan!!!!. Tanto internet, tanto movil, tanto blackberry. Pero nada. Sigue faltando comunícación. Comunicación humana, sincera, de corazón. Pienso que los verdaderos sentimientos no salen a la superficie de esos medios. Y lo verdadero, lo auténtico, y sincero, se ...


Archivo

  • 09
    Noviembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Las Palmas personal

    La luz de la verdad

     

    Se llena de nubes tu cielo

    tu risa parece algo cansada

    amontonas momentos difíciles

    como esquivando las alegrías de la vida.

      Tienes que soplar con fuerza

    desplazar esos nubarrones y descubrir la fuente de luz

    de allá arriba, de ese cielo.

       No tires por las escaleras los sueños que siempre has tenido

    después de la tormenta llega la calma

    y verás que valdrá la pena tanto esfuerzo y espera.

       "Todo tiene un límite" me dices

    y algo me has de explicar

    porque yo no veo el tuyo.

       Esas fronteras que te marcas son los límites de tu ser

    siempre dando y dando

    sin nada descansar.

       La ilusión con las que las haces son tu verdad.

       Allá lo que otros digan.

       No importa si valoran o no tu trabajo.

       Las cosas bien hechas, bien quedan.

       Sigue con tu religión

    con tu manera de ser

    con tu verdad.

       Y no olvides que siempre habrá alguien que sepa valorar tu labor

    tu sensibilidad, el amor que pones en cada momento, en cada detalle.

       En cada abrazo, cada palabra, cada minuto de tí mismo.

      Si dudas en que pocos lo ven,

    ya sabes,

    que desde el cielo todo se aprecia claramente

    y desde esta vida en que vivimos

    también hay quienes lo apreciamos.

       Y si no lo tienes claro,

    uno de esos modestos que se ve minúsculo ante tanta grandeza tuya

    soy yo.

       Sigue así como eres,

    por favor no cambies nunca.

       Porque este mundo sería mejor mundo

    si hubieran al menos dos o tres más como tú.

       Que vivan así, con sus normas

    con su religión

    su caridad

    su verdad.

     

       

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook