Blog 
Como una brisa de esperanza
RSS - Blog de Luz de Esperanza Luz de Esperanza

El autor

Blog Como una brisa de esperanza - Luz de Esperanza Luz de Esperanza

Luz de Esperanza Luz de Esperanza

Quiero dedicar estas palabras a todo aquel que tiene a un familiar en la UVI. Sí, como a tí Carmen Delia, o a cualquiera de tus hermanos, o a tí Sonia, como a tantos otros que no conozco. ...

Sobre este blog de Sociedad

Quisiera ayudar a tantos que lo necesitan!!!!. Tanto internet, tanto movil, tanto blackberry. Pero nada. Sigue faltando comunícación. Comunicación humana, sincera, de corazón. Pienso que los verdaderos sentimientos no salen a la superficie de esos medios. Y lo verdadero, lo auténtico, y sincero, se ...


Archivo

  • 18
    Octubre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    " No sé por qué "

     

    No sé por qué lo siento así. Cuando cae la noche no dejo de pensar en aquellos momentos que tenían un color tan especial y que ya pasaron.
            Quisiera repetir esos instantes, esas vivencias construidas con pequeñas gotas de agua clara, limpia y dulce.
            No sé por qué lo recuerdo con tanta melancolía. Deseo enormemente revivirlo, pero sé que eso es un imposible, porque nunca más se dará la misma situación. Y a la vez más me entristezco, porque aquello que construí, ya nunca volveré a sentirlo así.
            Aunque lo quiero revivir, y sé que me es imposible, mis deseos incontenidos,  ven calmado su sufrimiento porque perdurarán en mi mente, en mi alma, en mi corazón. Y sé, que me hacen mucha falta.
            No sé por qué, pero siempre estarán en mí.
            Claro, es que ya, forman parte de mí.
            No quiero morirme, no quiero dejar de disfrutar sorbo a sorbo de ese espacio tan especial creado, a oscuras, en las tinieblas de los pensamientos ocultos. Donde no hay leyes, no hay normas, ni prohibiciones.
            Ya lo miro en la distancia, pero no pierdo la esperanza, de que un buen día exista otros momentos distintos, y que también se conviertan en parte de mí, de mi alma, de mi ser, de mis sueños.
            Esperaré pacientemente en la ventana de mi vida, en la oscuridad de la noche, a la luz de mi luna. Que su luz me alumbre, y que su calor me acoja para que me envuelva el encanto de la magia, una vez más, un poquito más. Dáme de esa droga, que ya al probarla, no puedo vivir sin el aroma de su presencia.
            Y lo más extraño de todo,
    es que,
    no sé por qué.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook