Blog 
Como una brisa de esperanza
RSS - Blog de Luz de Esperanza Luz de Esperanza

El autor

Blog Como una brisa de esperanza - Luz de Esperanza Luz de Esperanza

Luz de Esperanza Luz de Esperanza

Quiero dedicar estas palabras a todo aquel que tiene a un familiar en la UVI. Sí, como a tí Carmen Delia, o a cualquiera de tus hermanos, o a tí Sonia, como a tantos otros que no conozco. ...

Sobre este blog de Sociedad

Quisiera ayudar a tantos que lo necesitan!!!!. Tanto internet, tanto movil, tanto blackberry. Pero nada. Sigue faltando comunícación. Comunicación humana, sincera, de corazón. Pienso que los verdaderos sentimientos no salen a la superficie de esos medios. Y lo verdadero, lo auténtico, y sincero, se ...


Archivo

  • 31
    Agosto
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¡Será que la quiero!

       Llegó la noche,

    cierro mis ojos

     y miro en mi interior.

         Me enamora su atenta mirada,

     en la oscuridad de la noche,

     alimentando así

     mi hambriento corazón,

     conjugando sus palabras,

     descifrando sus sentimientos,

     palpando su ser.

                                       Cuando calla,

                                   me llena su silencio,

                                   porque me dice tantas cosas,

                                   que hace remolinos en mi alma.

       Si está lejos,

    me la trae el viento,

    y es entonces

    cuando me encuentro acompañado por su presencia.

                                        El jardín del hogar de mi corazón,

                                   donde se guardan los buenos momentos,

                                   donde cada despertar es un nuevo día,

                                   lleno de ilusión,

                                   de emociones,

                                   y de experiencias,

                                   nota el despertar de mis ojos por la luz de su mirada.

        Su voz hace estremecer mis sentidos,

    temo parpadear,

    y perder así,

    un segundo más que darle.

                                        Parece que no la conocía antes,

                                   o no sabía lo grande que realmente es por dentro.

       No sé si la merezco,

    pero mientras lo averiguo

    quiero soñar a su lado,

     y vivir junto a ella,

     mi amor eterno.

                                         Deseo ser prisionero,

                                     estar encerrado en su cárcel,

                                     en la apasionada cárcel de su corazón.

            La admiro,

     la deseo,

    la necesito,

    la quiero.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook