Blog 
Como una brisa de esperanza
RSS - Blog de Luz de Esperanza Luz de Esperanza

El autor

Blog Como una brisa de esperanza - Luz de Esperanza Luz de Esperanza

Luz de Esperanza Luz de Esperanza

Quiero dedicar estas palabras a todo aquel que tiene a un familiar en la UVI. Sí, como a tí Carmen Delia, o a cualquiera de tus hermanos, o a tí Sonia, como a tantos otros que no conozco. ...

Sobre este blog de Sociedad

Quisiera ayudar a tantos que lo necesitan!!!!. Tanto internet, tanto movil, tanto blackberry. Pero nada. Sigue faltando comunícación. Comunicación humana, sincera, de corazón. Pienso que los verdaderos sentimientos no salen a la superficie de esos medios. Y lo verdadero, lo auténtico, y sincero, se ...


Archivo

  • 05
    Febrero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¿Ves que ya aparece la luz?

       He tenido un mal día. Me lo han dado.

       No es que tú te los busques, a veces, son ellos quienes te lo hacen tener.

       Intentas ser buena gente, sincera, trabajadora, responsable y correcta. Pero parece que algunos no lo entienden o, .... que no quieren entenderlo. Qué infelices son. Que vacíos son. Son tan así, tan extraños, que a veces pienso que estoy metida en un sueño, mas bien metida en una pesadilla de la que me quiero despertar ya. Cuanto antes. No quiero seguir sufriendo más. No me lo merezco. De verdad!!!

       Tanta presión, tanta humillación, tanta incomprensión,.... tanta falta de humanidad. Había oido hablar de la maldad, desde pequeño, en aquellas historias infantiles, aquellos relatos que desde pequeños nos cuentan.  La bruja malvada, el lobo feroz y otros. ¿Te acuerdas?. Ya casi había olvidado lo que sentí la primera vez que me los contaron. Qué malos eran.

       Ahora, me viene a la mente esas historias. Con esos principios en que nos contaban lo rabiosamente malvados que eran esos personajes. ¿Sabes?. Me he visto las caras con uno de ellos. Sí, en vivo, en directo. Existen, están ahí a fuera. ¿Verdad que no te lo crees?. Razón tienen cuando dicen que a veces la realidad supera la ficción. Te aseguro que si me lo cuentan, no me lo creería. Ver tanta maldad en una persona, y encima, muy cercana a tí.

       Bueno, ese es mi problema, esa es mi angustia, y va para rato. Un día muy frío y largo, negro y oscuro. Verdaderamente triste. Así me sentí. Desconsolada y apática. Pero siempre con esperanza. No la quiero perder nunca.

      De pronto. Al llegar una noticia de otra cosa que no tiene nada, pero nada que ver con el tema que te cuento, me cambia mi sentir.

      Por fin, ves, por fin. Eso sí que es verdaderamente importante. La vida. Tenerlo un poquito que sea más cerca. Ese pequeño guiño a la vida. Esa luz de esperanza que ya nos llega. Mira hacia arriba, ahora, de noche. Cómo me ha cambiado la vida.

       Miro, a la oscuridad de la noche. Alzo la mirada a lo más alto. Qué inmenso es el universo, qué pequeño somos dentro de él. Igual de pequeño son esos problemas que a veces nos surgen y tanto nos preocupan. Cuando veo, allí arriba ese pequeño haz de luz, ¿Lo ves?. Es ella y él. Sí. Nos están mirando, y sonríen. Que traviesos son. Saben lo mal que lo hemos pasado, y ahora sonríen.

       ¿Pero no van a sonreir?. Ay Sarita, ay Juan!!! Veis como lo estamos pasando. Gracias que no nos habeis abandonado del todo. Gracias.

       En verdad ellos les necesitan, desde pequeños, desde antes de nacer estos pequeños retoños vuestros, ahora, y siempre necesitarán de ustedes. Miradlos, ahí están. Esas personas tan humildes que habeis creado. Esos ángeles con cuerpos de personas. Que aunque les hechan de menos, vosotros, con vuestra luz que les alumbra, les haceis recordar que siempre hay que tener aunque sea solo un poquito, pero algo, algo de esperanza. Saldremos de esta, Saldrá de esta. Ya nos lo quiere decir él.

       No llores Jose. Te estamos esperando, niño. Tu mujer, tus hermanos, tu familia, tus amigos, tus vecinos. Y esa niña, que Dios ha tocado con su barita mágica, dándole un don especial. Como lo tienes tú.

      Ella sabe que tú no la olvidas. Que no lo puedes hacer, y que nunca la abandonarás. ¿Hay amor mas sincero que ese?.  Que el de una hija a su padre, que el de Sarita y Juan a vosotros?. Os lo voy a responder. No, no hace falta. Mira aquella estrella que brilla en el infinito. Tan lejos y a la vez cercana. Esa luz de esperanza tiene la respuesta.

       Muchas felicidades a todos, en verdad me he alegrado como no os lo imaginais. Este bandido de Jose!!!! me ha alegrado el día el jodido. Con lo mal que me sentía!!!!. Gracias. A él, a vosotros, y, a los de allá arriba, que nunca olvidaremos. Jamás.

      A tí especialmente Carmen Delia. Que se te quiere mucho. Que eres especial. No me cambies nunca pequeña, no lo permitiremos. Un beso.

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook