Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Gastronomía

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 20
    Septiembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ABEL MENDOZA: LA SINGULARIDAD HECHA VINO


     

     

    En pocos años el nombre y las producciones de Abel Mendoza en la D.O Rioja han alcanzado el sinónimo de autenticidad. No se ha dejado embaucar por los cantos de sirena de prestigiosos gurús del mundo del vino, y sigue, erre que erre, empeñado en hacer aquello que cree: hacer que el terreno se exprese y que sus diversas producciones alcancen una singularidad notable y mundial.

    Al beber, en la magnífica cata organizada por el distribuidor Blas Cerón  en las instalaciones del restaurante El Churra, la colección de monovarietales blancos que Mendoza comenta con sencillez, podemos percibir que la Viura, la Malvasía, la Garnacha o el el hasta hace poco inencontrable Torrontés, de uno en uno, poseen una intensidad sorprendentes. Mientras que cuando vienen unidas, como en el caso de su 5V nos hallamos ante botellas más complejas. Este juego de opciones es el que enriquece al bebedor, que atisba de manera evidente y palpable, las peculiaridades de cada una de las uvas, siendo en su unión cuando los matices se convierten en un orbe que deja más pasmado al expectante bebedor.

    El mundo de los vinos sin madera alcanza con sus Jarrarte un nivel nunca antes encontrado en la viticultura nacional. Tres suelos distintos, misma uva. Tres resultados a cual más sorprendente. Desde la fruta fresca y roja producida por los suelos “pluviosos”, pasando por las notas tropicales propiciados por los suelos limosos, o la peculiar seriedad que aportan los suelos pedregosos. Y lo más espectacular. Botellas magnum para vinos que siendo “jóvenes,”llegarán a durar hasta seis años, ganando matices.

    Los vinos mayores, tanto el Jarrarte 2007, como el Selección personal, o los dos Grano a Grano, Tempranillo y Graciano, solo pueden ofrecer la madurez de un bodeguero con la cabeza perfectamente asentada en el trabajo de producir vinos para el disfrute y para que no nos olvidemos nunca de que su trabajo puede llegar a ser un placer muy de agradecer para quien llega hasta ellos.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook