Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Gastronomía

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 15
    Abril
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    AFILANDO LA VIDA

     


     

    Miguel Atienza nació en un pueblo de Albacete donde muchos vecinos se dedican a la fragua de cuchillos. Es un tipo fibroso de musculatura guadianesca, que hoy en día pone sus conocimientos sobre cuchilería a disposición de quien se acerque hasta la primera plante del Mercado de Verónicas para afilar, comprar, o pedir que le haga una pieza con su nombre en la lama. Tiene engatusaos a cocineros y amas de casa que le traen sus trastos de trabajo cansados y salen con armas de destrucción masiva. Si te dejas llevar por sus palabras y sus gestos te muestra, en un santiamén, la diferencia entre una pieza para rebanar cuellos como si fueras un Gurkha y una que acabará produciéndote tendinitis. Eso es lo que tienen los profesionales, de la materia que sea, que saben, y mucho, de lo suyo. Eso es lo que tienen los mercados, que la cercanía y la claridad de las palabras pueden hacer que te ayuden a comprender que el mundo no es un precio cerrado y una venta fría e indirecta.

    Miguel Atienza, como los manchegos y otros vinos desconocidos, tiene una sabiduría doble, de pensar y de estudiar. De constatar y de insistir. Al oírlo pienso en qué tipo de sociedad nos hemos convertido, que preferimos que nos engañen a través de la TV con cuchillos de pésima calidad que creer al hombre, al ser que dedica su vida al afilado, y a alabar con palabras sensatas y justas, lo que en realidad tiene valor.

    ¿Porqué no empeñamos muchas veces en pagar más, por un envoltorio, un escaparate, o una promoción publicitaria?. En los mercados está la vida. Y es cierto que la vida unos días es de una forma y otros  acaba resultando diversa, pero quien la trasiega prefiere que sigas siendo fiel usador de sus artes. Y son seguidores de la continuidad más que del estacazo aislado.

    No lo dudes. Ponte en el mostrador de Miguel, dile lo que necesitas, y que el te vaya mostrando las lamas desnudas, por si quieres ponerle un mango personalizado. Tendrás cuchillos para toda la vida, Y además te enseñarán a afilarlos.

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook