Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Gastronomía

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 14
    Enero
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ALTOLANDON 2005

     

     

    Para los que nos gusta el mundo del vino tener la posibilidad de probar botellas que desconocemos en una invitación seductora. Más si los resultados finales son tremendamente sorprendentes.

    Aquello de los amigos de mis amigos es lo que hizo que esta botella llegara a casa.

    Gracias a que el pintor Ángel Haro realizara unas etiquetas, hace ya un par de años, ha entrado en contacto con buena gente. Y uno de esos amigos le ha enviado unas cajas de este vinazo que se realiza en la zona de La Manchuela, esa geografía vinícola que instalada en la provincia de Cuenca, limita con las zonas de Valencia y Teruel. En la localidad de Landete se encuentra ésta bodega, Pago Alto Landon, (http://www.altolandon.com/), tierras a 1050 metros de altitud, con viñas de diversas edades (7/60 años), con variedades tintas Syrah, Merlot, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Tempranillo, Malbec y garnacha y Chardonnay o Moscatel de grano menudo como blancas.

    El vino probado, Altolandon 2005, es un vino tinto con crianza en barrica de roble francés durante 12 meses, 14.5 % vol, elaborado con las varietales: 50% Shiraz y resto Cabernet Sauvignon de y Merlot y Garnacha. Muy atractivo al ojo por las irisaciones violáceas que ofrece, y en boca la gran carga frutal que aporta, la mineralizad sostenida que nos regala, con una complejidad que hace que le prestemos atención y nos detengamos ante su paso en boca. Bebemos un vino de enorme personalidad, pero que no hace aspavientos, sino que acompaña la conversación. Su acidez lo hace goloso, con taninos maduros y dulces, y una estructura que nos llama a pensar que nos encontramos ante un vino que está llamado a ser un ejemplo de lo que son las nuevas producciones en zonas que si aún no son todo lo conocido que deberían, en unos años serán el ejemplo del camino que hay que tomar. Trabajo en el la uva, en el campo.

    El otro día hablaba de un vino vestido por un reconocido diseñador español, pero que el vino no llegaba a las expectativas deseadas. Aquí la verdad del trabajo se muestra muy explícito en las gotas que componen cada botella de éste vino que les invito a que busquen, compren y beban.

    De precio más que razonable, pues en la tienda de la bodega se encuentra a 13€, es un vino que nos vuelve a hacer pensar en vinos de corazón, sabrosos y que pasaran inmediatamente a ser amigos y enseñar a los amigos.

    Todo un lujo por el precio que tiene. No se lo pierdan.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook