Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Gastronomía

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 16
    Febrero
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    BRINDIS 2011 ( y 3)


    Al final, lo que queda de catas tan generalizadas y ricas como éste Brindis 2011 celebrada en Albacete, es la sombra estilizada y seductora de algunos vinos que querríamos volver a probar con más calma, en otras circunstancias, disponiendo de todo el tiempo necesario para sentir sus transformaciones en la copa a lo largo del periodo que podemos ocuparnos de él.

     

    Por ejemplo ese L´AME que elabora la bodega conquense Altolandón, con la uva Malbec, una uva que está proporcionando grandes vinos en Argentina, y que como si fuera un palo flamenco, esos cantes de ida y vuelta, ha regresado a Europa para comenzar a usarse y dar vinos francos, interesantes y repletos de sabor y tierra.

     

    O La Plazuela, de la toledana Bodegas Ercavio, elaborado a partir de uvas Cencibel y Garnacha, de viñas con más de 35 años de vejez. Potente y sabroso, en boca expresando territorio, regalando aromas balsámicos y de cálida fruta roja.

     

    O Hipperia, que en la hermosísima bodega cerca de Retuerta del Bullaque, Ciudad real, elabora Pago de Vallegacía, donde la Merlot y la Cabernet Sauvignon se mezclan con algo de Petit Verdot y Cabernet Franc, para dar lugar a un vino profundo, largo, con matices redondos y gustosos en boca, que hablan de nuevos tiempos para los vinos de la zona de Catilla La Mancha.

     

    O Pago del Ama 2006, un Syrah hecho en los viñedos urbanos de Toledo que posee la bodega Cigarral de Santa María, y que se muestra con un vino para ser avaricioso en su degustación. Asombroso e inolvidable.

     

    Pero también tenemos vinos blancos que nos hacen pensar que hay muchas posibilidades en la viticultura de ésta riquísima y amplia zona. Como el Chardonnay 2009 que Altoslandón presentan, con una mineralidad y frescura envidiable, con mucho peso en boca, expresando la zona fría de la que proviene. ¿Cómo dará este vino en el tiempo? Probablemente aúne sus fuerzas y pueda recoger una acidez que lo alargue en su vida futura.

     

    O el que produce Manuel Manzaneque en su Finca Élez, cerca del Bonillo, con racimos de la parcela “la vieja”, Chardonay 2007 selección especial, que denota atipicidad y esfuerzo en su elaboración dando en boca matices personales pero que no dejan, ni esconden, la uva de la que procede. Y el gran futuro que tiene. Pocas botellas para la calidad de un vino memorable.

     

    Pero también los viñedos clásicos de estas tierras pueden dar vinos de una modernidad y clasicidad tremenda, como esa Viura elaborada por Bodegas Finca Antigua, que ha descansado cuatro meses sobre lías, y ha recibido un removido semanal. Con un hermoso color limón y en boca notas de fruta, melocotón, albaricoque o pera. Fresco, interesante para acercarse a vinos de bajo coste pero de gran sabor y calidad.

     

     

    Hay más vinos, muchos más vinos probados a lo largo de las horas que pasamos en la cata. De diferentes precios, de diferentes uvas, pero por lo general todos hablaban de un deseo de ser vinos de calidad. Una fortuna para el terreno y una fortuna para el que se acerca hasta ellos, pues se sorprenderá de la altísima calidad de lo que produce estas tierras. Donde un trabajo serio, profundo y modernizador, está tratando de poner en ritmo una zona que n o siempre se ha valorado como corresponde.

     

    Muchas joyas quedan por descubrir. Pero eso será en otra ocasión. Feliz iniciativa éste Brindis 2011. Muchas gracias a personas como Joaquín Tomás Velasco, ellos hacen que todos seamos más felices y aprendamos de la riqueza escondida de una zona que no quiere seguir estando en ningún plano escondido, sino que debería situarse en el lugar que le corresponde: en las copas de muchos amantes al vino.

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook