Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Gastronomía

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 31
    Marzo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    CERCLE D´AMICS

     


     

    Me da la sensación de que hay dos tipos de restaurantes que son lo que me interesan realmente. Aquellos que han llegado a una posición de trabajo e investigación capaces de definir su personalidad, y los que aún deben de encontrar su voz pero muestran rasgos suficientemente evidentes de cual quiere ser su discurso sápido y estético.

    Jani Paasikoski es un cocinero finlandés que se mediterraneizado, pasando por diversos locales en Marbella o en Barcelona. Su cocina tiene la ventaja de ofrecer sabor y estar acompañada de una depurada técnica. Mucho mejor la parte salada que en la parte dulce, pues mientras que en la parte salada es capaz de soñar confrontaciones equilibradas, novedosas, pero con rescoldos de cierta clasicidad, en sus propuestas dulces parece que hay cierto miedo a ofrecer sabores más potentes y distanciados del recetario de acompañamientos tradicionales.

    Si alguien es capaz de trabajar los caldos como los realiza Jani está claro que puede lanzarse a juegos donde realmente  llegue a puntos mucho más profundos en los elementos que acompañan en esos caldos.

    Cocina ligera a la vez que sabrosa. Sin estrafalarios juegos que a veces hacen pesar la cocina de autor.

    De manera egoísta me gustaría encontrar en la cocina de Jani referencias al norte de donde procede. Podría ser un punto de ruptura o diálogo consigo mismo, ofreciendo unos platos más complejos, con referentes más amplios.

    Espacio muy agradable en la barcelonesa calle Roselló 209, que al llegar la noche, después de los servicios se convierte en una buena coctelería. Nada de estética de gastrobrar. Apuesta valiente que debe de tener resultados interesantes y convertirse en voz de referencia de la multiétnica Barcelona. Donde los errores pueden llegar a pagarse muy caros.

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook