Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Gastronomía

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 28
    Julio
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    COMIDA PARA LLEVAR

     

     

     

     

    Me gustaría, y mucho, que las casas de comidas para llevar no se copiaran unas a otras los menús, y que lo que puedira encontrar la gente que decide no cocinar en casa, por ausencia de tiempo o de ganas, fuera variado y más en relación con la personalidad del cocinero y la estación que por la igualdad con otras cocinas.

    Durante unas semanas estamos ejercitándonos en este noble arte de las comidas para llevar. Intentando realizar el ejercicio al extremo de que los alumnos puedan degustar sus comidas en casa, y así valorar el trabajo hecho, u otra gente del centro. Luego las discusiones sobre los platos son muy interesantes. Y podemos apreciar donde se encuntran los errores de forma, o de fondo. 

    El menú propuesto contiene cuatro entrantes, dos carnes y dos pescados, amén de dos postres y dos tipos de pan. Se elije un primero, un segundo, un postre y un pan. Y el precio, en este caso es simbólico: 4,50€.

    Como son personas que aprenden rápido, ésta semana el trabajo ha estado francamente bien. Una ensalada de alubias con un fiambre de manitas de cerdo y unos hilos de chile para dar unas notas más festivas en boca. Una quich de salmón marinado, con tomate fresco, queso de cabra y chorizo, que tenía la gracia de haber convertido la grasa sobrante de freír el chorizo en una crema que se unía al huevo y la nata que ligarían todo. Almejas a la marinera, con un punto del gajo extraordinario. Albóndigas de berenjena y curry. Como pescados bacalao encebollado y fritura de pescado hecha con harina de garbazos, que se trituró en clase. De carne un cochifrito con tomate, olivas y albahaca y carrilleras al vino tinto con puré de patatas. Los postres eran, por una parte, unas creps con mousse de chocolate en su interior, y un bizcocho de almendra con una gelatina natural de cerezas. Panes de aceite y de cuatro cereales.

    No es cuestión de precios, es cuestión de buen gusto y ganas de ofrecer buena cocina, buscando ingredientes que puedan tener resultados más que agradables y asequibles.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook