Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Gastronomía

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 27
    Junio
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    EL BUND. SHANGAI EN MADRID


     

    Acercarnos a la realidad, o mejor aún a la fidelidad, culinaria de una zona entraña siempre grave dificultad, más si esa zona se encuentra alejada de la nuestra muchos kilómetros y lo que por lo general hemos conocido de esa civilización han sido refritos que desvirtúan la versión original.

    Con la globalización comercial son cada vez más los restaurantes de un lado y de otro que pretenden ofrecer contextos culinarios más adheridos a la tradición. Por ello comenzamos a encontrar locales que tratan de no traducir sus sabores originales, sino que nos ayudan y ofrecen la posibilidad de integrarnos en sus cocinas condiciones similares a las auténticas.

    El Bund es la gran zona de ocio en la ciudad china de Shangai, nombrada así por los ingleses, y que hacía referencia a la zona del malecón, junto al río Huangpu, donde podemos encontrar bellos edificios coloniales y de la época del gran brillo financiero de la ciudad.

    En la discreta zona de Arturo Soria a abierto hace unos meses, en un chalet  acogedor con posibilidades de comer en una fresca terraza veraniega, éste restaurante chino con claras intenciones de ofrecer una cocina shangainesa, donde  encontraremos desde shiaomei cantones, empanadillas chinas, jiaozi, dimsum y toda una oferta difícil de encontrar fuera de la geografía original.

    Del largo menú comido cada propuesta adquiere una singularidad que muestra una intencionalidad pocas veces vista aquí en nuestro país, si exceptuamos casos muy concretos, ya sea en Madrid o Barcelona.

    Dos entradas nada vistas, una ensalada de medusa con rábanos encurtidos y una berenjena ahumada con pequeña judías abrieron el festival de cocina, donde dimsum o jiaozi fueron los encargados de ocupar la parte central y constatar la variedad y posibilidades de éstas pequeñas delicias.

    Local absolutamente recomendable, con precios ajustados, y una carta de vinos amplia para lo que suelen ser los locales orientales, aunque echaba en falta más atención a los espumosos y los blancos.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook