Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Gastronomía

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 20
    Enero
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    EL CAMBIO. ADIOS A IL DIVO

     

     

     

    Durante bastantes años la crítica gastronómica ha estado manejada y escrita en esta ciudad de Murcia, básicamente, por dos hermanos. Uno, colaborador de La Opinión, ha escrito diversas obras y trabajos relacionados con éste aspecto, con el mundo de la culinaria, y he de reconocer que su libro “Historia de la Gastronomía de la Región de Murcia” ha sido un libro que he trabajado con asiduidad y al que vuelvo con gusto. Tal vez su obra más redonda.

     Del otro, de “Il Divo”  (http://blogs.laopiniondemurcia.es/degrastronomia/2009/07/06/il-divo/?preview=true&preview_id=55&preview_nonce=8863370d5f),

    no le conozco más aportación a la gastronomía que críticas absolutamente parciales y poco razonadas, y algunas líneas, varios años, en una guía  nacional reconocida por su amplia parcialidad y amiguismo, pese a que esa guía a abierto una nueva forma de mirar la gastronomía. Al cesar lo que es del cesar.

     

    Ahora Il Divo dejará de acceder a comidas gratuitas, a visitar locales en los que no paga las cuentas, a hablar, una y otra vez, de los mismos locales en su misma columna donde las adjetivaciones grandilocuentes rezuman “manjarosidad” (sic), a beber grandes caldos, siempre regalados, de los que apenas tiene más conocimiento que el del etiquetado y su publicidad. Porque a Il Divo le han desplomado de su columna, para abrir vías a una visión más realista, moderna, diversas y limpia de la gastronomía. Creo que ganamos todos. Y mucho.

     

    La crítica gastronómica tiene una obligación amplia con la realidad, y exige, al escritor, un conocimiento no sólo desde el lado del cliente, sino introducirse en la técnica y obra del cocinero, para saber realmente cómo es el camino, de la cocina a la sala. ¿Cuántos críticos de éste país cumplen con ésta función?, y ¿porqué el miedo absoluto e intransigente a no querer valorar a los anónimos, o evidentes blogueros, que desde hace unos años dan sus opiniones, con la misma valía que el de los supuestos sesudos gastrónomos críticos, en miles de columnas publicadas en la red?.

     

    La red se ha convertido en una mar, océano, donde flotan barcos de información. Trasatlánticos cargados unas veces de pasajeros, otras de mercancías, pero todos en libre navegación. Unos más seguidos, otros menos, pero todos con el mismo derecho a expresar sus opiniones, y ya sabemos que cuantas más opiniones haya, más posibilidades tendremos de sacar nuestras propias conclusiones.

     

    Con la marcha de un personaje así, que ha llegado a buscar excusas para no pagar en uno de mis restaurantes, la gastronomía, en general, se quita un peso de encima, y la murciana abre otras posibilidades, menos “mafiosas” ,de ampliar  clanes bien servidos con líneas pagadas a fuerzas de generosidad por parte de sus amigos hosteleros.

    Veremos ahora si vuelven a verlo en los sitios que tanto alababa, y por rima, rara vez pagaba.

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook