Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Gastronomía

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 03
    Abril
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    EL EXTRAÑO CASO DEL DOCTOR PARMIGIANO REGGIANO Y EL SEÑOR QUESO DE ARZÚA 12 MESES DE CURACIÓN


     

    Ha aparecido en diversos medios un queso que encierra todas las armas de picaresca necesarias para convertirse en un queso de referencia dentro de los juegos de engaño.

    Pero he tenido la suerte de probar en la reciente Alimentaria de Barcelona, tanto el gallego con curación de doce meses, procedente de  Arzúa-Ulloa, como el parmiggiano de 12,21 o 36 meses de curación.

    Me asombra el juego que han desarrollado grandes críticos de nuestro país. Incluso me ha sorprendido  que uno de los provedores habituales de grandes chef, adoptara la parte de la “listeza”. Beneficio rápido. Y a la hora de probar el queso en una de las mesas de su stand, guiñándote el ojo, te dijera “y a mitad de precio”

    He hablado a título personal con Angela Barusi, que desde su Forma Libera, que lleva toda la carga publicitaria del Consorzio en España. Y está muy sorprendida de que productores gallegos, en la TV gallega, hablen y nombren abiertamente como “parmesano” el queso que producen.

    Resulta altamente curioso que ahora críticos tan notables como Capel, o Philippe Regol sientan cierto regocijo en algo que pudo partir de un fraude, si es cierto que fueron los italianos los que vinieron a comprar la leque/queso. Pero me resulta difícil de creer que con nueve siglos de historia y setenta años tutelando su producto, vengan los italianos a comprar una leche producidas por unas vacas que comen distintos pastos y dan resultados muy diferentes. Lo cierto es que el queso de Arzúa ha comenzado una carrera insospechada, reconocida y que les llevará, a sus productores, a tomar pingües beneficios. Pero de ahí a que sigan jugando con el nombre de Parmigiano me parece muy poco serio, abusivo y hasta desleal. Cada uno en lo suyo.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook