Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Gastronomía

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 04
    Agosto
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    EL VINAGRERO, UN AÑO DESPUÉS

     

     

     

    Una de las mejores excusas que tenía para comenzar las vacaciones estivales de manera más feliz era la de escaparme una noche con Marta y regresar a La Unión, para cenar en el centenario restaurante de la calle Bailén 8. Y así poder constatar las estupendas sensaciones que percibí en mi anterior visita, hace ya casi un año.

    La sensibilidad y el cariño hacia la profesión las vuelvo a encontrar en la compleja geometría que forma la restauración. Un delicado servicio que se está atento a las voluntades de la mesa y no las interfiere. Platos sencillos pero de ejecución sobresaliente. Una carta de vino ajustada, con calidad y con productos actuales. Oferta amplia de aceites.

    Por lo referente a la cocina  baste pensar en una brocheta con tres elementos marinos tan diversos como una gamba roja, una vieira y un trozo de rape. Todos acariciados por el calor. Tal vez si esa brocheta llevara un fondo marino potente y no un sencillo coulis de pimientos como contraste estaríamos ante una cocinera iluminada, pero creo que ese es el gran reto que tiene ante sí El Vinagrero; definir su cocina. Ahora se mueve entre el producto y la complacencia, que es una posición agradable pero no inolvidable. Si afilara su personalidad es cuando comenzaría a elaborar su propio discurso. Y eso es lo que espero de quien estoy convencido de que puede dar más. De quien puede hacerlo. Es lo más difícil, sí, pero lo que mejores resultados puede dar cara a posicionarse como un local vivo que se sitúa en los tiempos que le ha tocando vivir.

    Es un buen momento, con el Festival del Cante de  las Minas en plena taranta, para regresar y dejarse envolver por las acogedoras maneras que aquí se practican. Pero no tengan prisa, que las conversaciones en las mesas no tienen fronteras de reloj, y en El Vinagrero gustan de sentir felices a quien se acerca hasta su corazón.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook