Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Gastronomía

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 13
    Julio
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ELOGIO DE LA ACTIVIDAD CREADORA

     

     

     

    Vuelvo, después de un par de meses, al estudio/hangar de ese ser con alas que es Ángel Haro. Estamos iniciando a ultimar la colaboración que tendré con él con motivo de la inauguración de su exposición que tendrá lugar en la mina Agrupa Vicente, durante el próximo Festival del Cante de las Minas, en la mágica localidad del "far west" cercano de La Unión.

    No sé si ustedes han tenido la oportunidad de visitar alguna vez el estudio, la madriguera, o el campo de batalla, donde un creativo desarrolla su trabajo. El de Ángel es una muestra modélica de lo que es un artista volcado con su incesante trabajo.

    Desde la última vez que lo visité su obra ha crecido. Todas las enormes piezas que ahora están a punto de ver la luz ocre y mineral del subsuelo unionense. Su genial colección de “falsos” juguetes africanos. Sus libretas de trabajo. Su collage de imágenes que, desde una pared del hangar/estudio, hablan de la geografía emocional del imaginario de quien insiste en encontrarse. No para, trabajando, de construir un legado jeroglífico de las creencias y dudas de su propio ser.

    Como siempre, después del recorrido por sus íntimas erupciones que esta vez tienen como base a esos cíclopes con linterna en el casco que otros llaman mineros, nos reunimos para cenar, comer, o celebrarnos, que es lo que deben hacer las gentes que tienen que dar gracias por algún motivo particular o inventado.

    Nos lleva en peregrinación hasta la casa donde está pasando este verano y allí la sorpresa vuelve a saltar cuando me muestra la parrilla que ha construido para cocinar al aire libre carnazas y otras viandas aleatorias.

    Cuando trato de alabar su inteligencia, mientras damos vuelta a unas carnes que se elaboran sobre el hierro candente, nos enzarzamos en hablar de intuición. No me cabe ningún asomo de duda, el alado Ángel  ha sido tocado por los dioses con el don de la creación, la vitalidad y la perspicacia. Y además le gusta el vino. Eso es un amigo.

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook