Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Gastronomía

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 10
    Octubre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    FARTONS EN LA PLAZA SANTA CATALINA. VALENCIA

     

     

     

    Los Fartons, esos bollos alargados inventados en Alboraya, Valencia, hace aproximadamente unos 50 años, para acompañar principalmente la horchata, y que hay quien los utiliza para mojar en chocolate, son una masa sencilla, pero que necesitan de un buen tiempo para fermentar, más de tres horas, y dotarse de sus característicos alvéolos. Harina, azúcar, huevos, aceite, agua y levadura (http://www.franciscotejero.com/recetas/elaboraciones%20de%20bolleria%20dulce/fartons.htm)

    , son los componentes principales. Y aunque los había probado muchas veces, generalmente industriales, la otra tarde disfruté de uno de ellos sentado en la valencia plaza de Santa Catalina, en de las heladería que hay en la pequeña plaza, junto a una horchata granizada, en compañía de nuestro corazón en la ciudad del Turia, Amalia, y nuestra remontadora oficial de los amigos, Cuqui.

    A veces no nos damos cuenta de la calidad de las cosas, y su merecida fama, hasta que podemos encontrarnos con piezas que hacen honor a su historia. Y en ese momento comprendía, de un solo bocado, como una pieza de repostería puede contener el espíritu, no solo de un pueblo, sino una carga emocional que habla del acercamiento que a veces logra el ser humano creador para ir más allá del simple alimento. Los Fartons pertenecen a ese grupo de regalos que los reposteros han dado a la humanidad, junto a los Miguelitos, los Pasteles de Carne, el bolho de Belém…, donde los sabores se hacen inherentes a un lugar, y ese lugar habla de una geografía, no solo terrestre, sino, sobretodo, emocional.

    Tienen ese los sabores, que se nos graban en la piel de la memoria, y ya viajan con nosotros, señalándonos no solo un alimento, sino un lugar y una disposición ante la vida. Pequeños gestos que abren mundos a los que nos cuesta acceder.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook